Estrellas de mar. Misteriosos y hermosos seres marinos

Con seguridad la pregunta qué es una estrella de mar, habrá cruzado la mente de toda persona curiosa. Pues bien, las estrellas de mar son animales marinos que pertenecen al grupo de los equinodermos. Tienen un cuerpo plano en forma de estrella, con cinco o más brazos que se extienden desde el centro del cuerpo.

Se encuentran en una gran variedad de colores y tamaños, y habitan en todos los océanos. Hay identificadas hasta 1600 especies distintas distribuidas a lo largo del mundo en distintos niveles de profundidad oceánica.

Son unos animales muy interesantes y únicos en su forma y comportamiento. Capaces de regenerar partes del cuerpo perdidas, algunas especies pueden incluso cambiar de género en función de las necesidades reproductivas.

Importantes en la cadena a alimenticia del océano, ya que se alimentan de una gran variedad de organismos, incluyendo crustáceos, moluscos y otros equinodermos, son, a su vez, alimento de peces, gaviotas, cangrejos y otras estrellas de mar.

Cómo influye la contaminación en el ecosistema de la estrella de mar

Estos invertebrados son realmente importantes para el equilibrio ecológico en el océano, ya que, como se ha comentado, se alimentan de moluscos y crustáceos, y también sirven como alimento para otros animales. Sin embargo, la contaminación del océano ha tenido un impacto significativo, diezmando su población en todo el mundo.

Una de las principales fuentes de contaminación en los océanos es el plástico, siendo también la que más afecta a estos animales. Los residuos plásticos son especialmente dañinos, ya que suelen confundirlos con alimentos y son ingeridos accidentalmente, bloqueando su sistema digestivo y causándoles la muerte.

Otro grave problema es la contaminación química. Los productos químicos tóxicos que se descargan en el océano son absorbidos por las estrellas de mar a través de sus poros, lo que conlleva efectos negativos en su salud y supervivencia. Recientes estudios han demostrado que los residuos contaminantes debilitan su sistema inmunológico, lo que las hace más vulnerables a las enfermedades.

Por otro lado, la construcción costera, la agricultura y la pesca provocan la erosión de la costa y la sedimentación en los arrecifes de coral, reduciendo la cantidad de alimento y dañando su hábitat natural.

Del mismo modo, el cambio climático también está afectando de manera directa a estos seres vivos tan fascinantes. El aumento de la temperatura del océano y la acidificación del agua perturban la capacidad que tienen para regenerar sus cuerpos y recuperarse de lesiones. También se ha observado que provoca la proliferación de enfermedades en las poblaciones de estrellas de mar.

Se deben tomar medidas para reducir el impacto del cambio climático en el océano, como reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y proteger los hábitats marinos. Si no, se corre el riesgo de perder una especie marina única, icónica y esencial para el equilibrio del ecosistema oceánico.

¿Cómo son las estrellas de mar?

Para poder entender bien cómo son estos animales hay que explicar las partes que componen su cuerpo.

Básicamente están constituidas por dos unidades fundamentales: un disco central, donde están su boca y sus órganos, y un conjunto de extremidades huecas que varían en número entre 5 y 40. La parte externa está cubierta de una corteza rígida, llamada osículos, compuesta de carbonato cálcico. No tienen cerebro y cuentan con pocas entradas sensoriales, pero son sensibles a la luz, el tacto, la temperatura y la orientación.

En la parte de abajo poseen pequeños apéndices, pies ambulocrales que les permiten desplazarse. Dependiendo de la especie, tienen ventosas, con las cuales se fijan con más seguridad a los fondos marinos.

Las estrellas de mar no tienen ojos como tal, sino que disponen de un ojo, no tan especializado como el resto de los animales, al final de cada brazo. Son estructuras sencillas que les permiten detectar la luz y moverse en la oscuridad.

Si eres de los que realmente se preocupan por la naturaleza, seguro que compras con conciencia.
En el consumo responsable comienza el activismo y la lucha por un planeta más verde 
Visita nuestra tienda eco y compra con inteligencia ecológica

Tipos de estrellas de mar

Las especies más conocidas se agrupan en familias, incluidas en siete órdenes.

Cada orden de estrellas de mar tiene diferentes características que las hacen únicas. Se deberá contemplar el número de brazos, la forma y el tamaño del cuerpo, la estructura de las placas corporales, la presencia de espinas y la coloración.

A continuación, se describen algunos de los tipos más comunes en sus distintas órdenes:

Orden Valvatida

La mayoría posee cinco brazos en forma tubular con dos hileras de pies ambulacrales en cada uno. Tiene una estructura rígida y robusta que la protege del entorno.

Las Valvatidas se encuentran en todo el mundo y habitan tanto en aguas superficiales como en aguas profundas del océano. Se han identificado alrededor de 600 especies diferentes, lo que la convierte en una de las órdenes más diversas de estrellas de mar.

Tienen una dieta especializada y se alimentan exclusivamente de ciertas especies de corales, es decir, son coralívoros naturales. Para evitar que la zona por la que se alimenta y respira se obstruya de arena, poseen unas estructuras en forma de sombrilla llamadas paxilas.

Orden Forcipulatida

Son robustas y fuertes,  presentando, por norma general, cinco brazos. Los pies ambulucrales disponen de ventosas de puntas planas.

Las especies de la orden Forcipulatida se distribuyen en todo el mundo, aunque se encuentran más comúnmente en aguas tropicales y subtropicales. Se han identificado alrededor de 300 especies diferentes en esta orden.

Una de las características distintivas de la orden Forcipulatida es la presencia de púas y espinas fuertemente desarrolladas en el cuerpo y en los brazos de estas estrellas de mar. Sus púas y espinas, también conocidas como forcipulas, son utilizadas para la defensa contra los depredadores y para la captura de presas.

Orden Paxidosilla

Este grupo habita en fondos arenosos o fangosos de aguas tropicales. Dependiendo de la especie vivirán a distintas profundidades, incluso algunas en superficies poco profundas.

Tienen cinco o más brazos con pies ambulucrales en forma de tubos con ventosas rudimentarias.  La parte superior del cuerpo está cubierta de pequeñas estructuras en forma de gránulos.

Los individuos de esta orden también tienen un esqueleto interno fuertemente calcificado y pueden ser de colores variados, desde marrón oscuro hasta rojo anaranjado.

Orden Velatida

Tienen una estructura de esqueleto bien desarrollada y una serie de características únicas que les permiten sobrevivir en su entorno marino.

Esta orden se distribuye en todo el mundo, desde las aguas tropicales hasta las frías y profundas del océano. Se han identificado alrededor de 400 especies diferentes.

Una de las características distintivas es la presencia de estructuras llamadas papilas ambulacrales, que se encuentran en la parte inferior de los brazos de algunas especies. Estas estructuras son similares a las ventosas de otras estrellas de mar y se utilizan para la locomoción y la fijación a las superficies.

Orden Brisingida

En este caso se trata de un grupo de estrellas que se caracterizan por tener una estructura esquelética altamente especializada. Poseen numerosos brazos delgados y alargados que se ramifican desde un centro discoidal pequeño y una serie de placas corporales ornamentales. Comprende alrededor de 120 especies diferentes.

Tienen un sistema nervioso bien desarrollado y una estructura alimentaria especializada que les permite alimentarse de partículas suspendidas en el agua. En lugar de una boca en la parte inferior del cuerpo, ofrecen una serie de estructuras tubulares llamadas “bolsillos alimentarios” que se extienden desde la parte inferior del cuerpo hasta los brazos, donde se absorben las partículas de alimento.

Orden Spinulosida

La orden Spinulosida se caracteriza por tener una superficie del cuerpo cubierta de espinas pequeñas y finas, que se conocen como “spinules”. Comprende alrededor de 200 especies diferentes. Algunas de ellas tienen un cuerpo discoidal, mientras que otras lo presentan de forma pentagonal o estrellado. La mayoría de las especies de esta orden tienen cinco brazos, aunque algunas tienen más o menos.

Orden Notomyotida

El cuerpo de estas estrellas posee espinas delgadas y afiladas. Los  cinco brazos son bastante flexibles y el disco central es relativamente pequeño. Los pies ambulucrales están divididos por series de cuatro con ventosas en sus extremos. Los pedicelarios poseen formas diferentes, como valvados o espinas, y habitan en aguas profundas.

Si eres de los que realmente se preocupan por la naturaleza, seguro que compras con conciencia.
En el consumo responsable comienza el activismo y la lucha por un planeta más verde 
Visita nuestra tienda eco y compra con inteligencia ecológica

¿Qué comen las estrellas de mar?

Las estrellas de mar son animales carnívoros que se alimentan de pequeños invertebrados, como mejillones, caracoles, erizos de mar y otros animales marinos, así como algunos de sus congéneres. También comen algas y restos de animales muertos.

Tienen un sistema digestivo único que les permite digerir alimentos que otros animales marinos no pueden. En lugar de tener una boca y un estómago tienen un orificio en la parte superior de su cuerpo llamado “madreporito”, y que funciona como entrada de agua para su sistema digestivo. Una vez que el agua entra en su cuerpo, fluye a través de una serie de canales y sacos digestivos.

Cuando encuentra comida, extiende su estómago a través de su boca y lo envuelve alrededor de la comida. El estómago segrega enzimas digestivas para descomponer los alimentos y luego absorbe los nutrientes a través de los sacos digestivos. Una vez que la estrella de mar ha digerido su comida, expulsa los residuos a través de su ano, que se encuentra en la parte superior de su cuerpo cerca del madreporito.

Es interesante notar que algunas especies pueden regenerar partes perdidas de su cuerpo, incluido su sistema digestivo.

Para documentar un poco más cómo se alimenta una estrella de mar, se incluye un interesante documenta que indaga en este aspecto. 

Como se desplazan las estrellas de mar

Las estrellas de mar son animales marinos que tienen una forma única de movimiento. En lugar de nadar o caminar, las estrellas de mar se desplazan por el fondo del mar utilizando miles de pequeños pies llamados “pies ambulacrales”.

Cada pie ambulacral es un pequeño tubo que se extiende desde el cuerpo de la estrella de mar hasta la parte inferior de su brazo. Cada tubo tiene una ventosa en el extremo que se adhiere a la superficie del fondo del mar y se mueve en un movimiento ondulatorio que las impulsa hacia adelante. Los pies también se utilizan para agarrar y manipular objetos, como la comida.

Su movimiento es lento y metódico, capaces de desplazarse en cualquier dirección utilizando los mencionados pies ambulacrales. Algunas especies de estrellas de mar son más móviles que otras, llegando a moverse a una velocidad sorprendentemente rápida.

Además de sus pies ambulacrales, también pueden utilizar sus brazos para trasladarse. Algunas especies tienen brazos muy largos y delgados que se mueven de manera independiente y utilizan para trepar o moverse sobre superficies más altas.

Cómo se reproducen las estrellas de mar

Su sistema de reproducción es un un proceso interesante y diverso, usando las dos formas más comunes en el reino animal: sexual y asexual.

La reproducción sexual comienza con la liberación de espermatozoides y óvulos al agua por parte de los individuos adultos. La fertilización ocurre cuando los espermatozoides se unen con los óvulos en este mismo medio. Una vez que ocurre la fecundación, se forma una larva de estrella de mar que flota hasta que se asienta en el fondo del mar y se convierte en un adulto.

La reproducción asexual, por su parte, ocurre cuando una estrella de mar se divide en dos o más partes. De cada una de ellas, se regenera un nuevo cuerpo completo a partir de la sección que se ha separado. La regeneración de una estrella de mar a partir de una sola sección de un brazo o del disco central es posible debido a la capacidad única de sus células para transformarse en diferentes tipos de éstas, un proceso conocido como dediferenciación.

En algunas especies, se ha observado que las partes separadas del cuerpo de la estrella de mar pueden crecer y desarrollarse en nuevos individuos completos. Este proceso se llama propagación vegetativa.

Es importante destacar que la reproducción asexual puede ser una forma de supervivencia para estos equinodermos que han perdido algunos de sus brazos o han sido dañados por depredadores. Sin embargo, la reproducción sexual sigue siendo el método principal de fecundación de las estrellas de mar.

Cómo nacen las estrellas de mar

Como ocurre con la mayoría de los animales marinos, nacen de huevos fertilizados que son depositados en el agua por los padres. La fecundación puede ocurrir internamente o externamente, dependiendo de la especie.

Una vez que el huevo se fertiliza, se convierte en una larva que se alimenta de fitoplancton y zooplancton mientras flota en el agua. A medida que la larva se desarrolla, comienza a formar su cuerpo y estructuras características de este tipo de animales, como son sus peculiares brazos.

Finalmente, la larva se asienta en el fondo marino y comienza a transformarse en una estrella de mar juvenil. Durante este proceso, el cuerpo de la larva se reorganiza y se desarrolla, adquiriendo el cuerpo de una estrella adulta.

De qué color son las estrellas de mar

Las estrellas de mar tienen una amplia variedad de colores y patrones. Algunas especies son de un solo color, mientras que otras presentan combinaciones de colores o patrones únicos. Las más comunes son de color rojo, naranja, amarillo e incluso azulado. Otras pueden tener colores más oscuros, como marrón o negro, incluso las hay con tonos más pálidos, como el blanco o el gris.

Además del color, como ya se ha señalado brevemente, algunas especies tienen patrones únicos en su cuerpo. Por ejemplo, hay especies que ofrecen manchas o rayas, mientras que otras son más complejas en sus diseños, geométricos o abstractos.

Es importante destacar que el color y el patrón de una estrella de mar a menudo dependen de su hábitat y entorno.  Las que viven en aguas poco profundas y soleadas suelen presentar un color más brillante y vibrante que aquellas otras que viven en aguas más profundas y oscuras.

Si eres de los que realmente se preocupan por la naturaleza, seguro que compras con conciencia.
En el consumo responsable comienza el activismo y la lucha por un planeta más verde 
Visita nuestra tienda eco y compra con inteligencia ecológica

Estrellas de mar fuera del agua

Las estrellas de mar están adaptadas para vivir en el agua y necesitan estar en un ambiente acuático para sobrevivir, por lo tanto, no pueden vivir fuera del agua durante largos períodos de tiempo, ya que su piel es permeable y se seca rápidamente, lo que puede causar daños graves e incluso la muerte.

Capturan el oxígeno del agua para su proceso de respiración, y al sacarlas de su medio sufren una intoxicación con dióxido de carbono. En un tiempo corto, de tres a cinco minutos, mueren por asfixia.

Son seres sumamente delicados al contacto humano, por lo que al verlas en las playas no se deben tocar. El manoseo y el jugar con ellas les provoca estrés que también causa su muerte.

Sin embargo, algunas especies de estrellas de mar son capaces de  sobrevivir brevemente fuera del agua, especialmente en condiciones húmedas y frescas. Por ejemplo, las que viven en las zonas intermareales, donde están expuestas a la luz solar y el aire durante las mareas bajas.

Es importante destacar que la mayoría de las especies de estrellas de mar requieren agua para sobrevivir y no pueden vivir fuera del agua durante mucho tiempo.

Cuánto vive una estrella de mar

La vida de una estrella de mar puede variar según la especie y las condiciones ambientales. En general, son bastante longevas en comparación con otros invertebrados marinos, algunas especies pueden vivir hasta 35 años o más en condiciones óptimas.

Por ejemplo, la estrella de mar roja del Pacífico, una especie común en la costa oeste de América del Norte, puede vivir hasta 20 años o más en la naturaleza. La estrella de mar común, otra especie común en el Atlántico y el Pacífico, tiene una esperanza de vida de alrededor de 5 años.

Las 10 estrellas de mar más fascinantes

Representan uno de los grupos de animales más diversos que podamos encontrar a lo largo y ancho de los fondos marinos. A continuación, se muestran diez estrellas que por su color o características son realmente fascinantes:

Estrella de mar de 9 brazos

Localizadas alrededor de las aguas de Florida, son unos curiosos ejemplares con nueve brazos que pueden llegar a alcanzar el tamaño de 40 centímetros. Su alimentación está basada en carroña, pequeños moluscos y gusanos. Ocasionalmente se entierran en la arena y, tras una filtración, obtienen algunos nutrientes para alimentarse.

Estrella de mar Azul

Debido a su color azul es una de las estrellas más bonitas existentes, con un tamaño máximo de 40 centímetros de diámetro en los ejemplares más grandes. Poseen un altísimo nivel de regeneración, su alimentación está basada principalmente en algas y microorganismos, los cuales se encuentran en los arrecifes que suelen habitar. Se defienden de algunos depredadores mediante el uso de ciertos compuestos químicos que segregan, evitando ser comidas por sus atacantes.

Estrella de mar  Cojín

Ubicada en los océanos Índico y Pacífico, llama la atención por su inusual forma. No es similar a la mayoría de las estrellas, tienen unos brazos muy cortos y un cuerpo redondeado e inflado por el agua. Puede alcanzar unos 30 centímetros de diámetro y su color varía dependiendo del territorio que habite. Su alimentación está basada principalmente en una dieta de microorganismos, pequeños invertebrados y corales.

Estrella de mar Rosa

Habita al noreste del océano Pacífico y llama la atención por su color rosa chicle. Es una de las estrellas de mar más grandes que se conocen, se han encontrado ejemplares de hasta 90 centímetros de diámetro y 5 kilogramos de peso. Carnívoras y carroñeras, su alimentación principal son los berberechos, navajas y caracoles.

Estrella de mar Pesada

Son unas voluminosas estrellas que se encuentran en el Pacífico, desde Indonesia hasta Hawai. Pueden alcanzar pesos de hasta 6 kilogramos y rondan el metro de diámetro en los ejemplares más grandes. Para alcanzar estos tamaños, su alimentación está basada en todo tipo de animales pequeños de las zonas que habitan.

Estrella de mar Real

Son endémicas de la costa Oeste de América del Norte y llaman la atención por su curiosa combinación de colores, destacando el color púrpura y su contorno de color anaranjado que les otorga un aspecto casi mágico. La alimentación está basada en moluscos, los cuales engullen por completo, acercándolos con sus brazos al centro de su cuerpo.

Estrella de mar Mármol

También conocidas como estrellas de perla destacan por su aspecto que las hace parecer auténticas joyas de la naturaleza. Se encuentran en el océano Pacífico, tienen una espectacular gama de colores, que van desde el rojo al naranja en distintas tonalidades. Alcanzan los 15 centímetros y se alimentan de microorganismos y fitoplacton.

Estrella de mar Chispas de chocolate

Llamadas también estrellas de mar cornudas viven en las aguas del este de Indonesia, en aguas arenosas y poco profundas. Destacan por las protuberancias que tienen en su cuerpo que les sirven como defensa, otorgándoles un aspecto peligroso.

Estrella de mar Girasol

Se encentran en los fondos rocosos de grava y arena. Se trata de una de las estrellas de mar más grandes y rápidas del mundo. Son grandes depredadoras, sobre todo de erizos de mar.

 

Estrella de mar Corona de espinas

Son unas criaturas tan bellas como devastadoras. Parecen salidas de una película de ciencia ficción y devoran corales. Habitan las profundidades acuáticas, alcanzando densidades de población de hasta 150.000 ejemplares. Esto sumado a la ingesta de corales (hasta 10 metros cuadrados de coral al año), supone un grave peligro para ciertos ecosistemas. Disponen de una de las mayores tasas de reproducción entre todos los invertebrados marinos. Su cuerpo previsto de espinas las hace intocables por sus posibles depredadores.

Para completar esta información se añaden dos fabulosos documentales más sobre este extraño animal 
Si eres de los que realmente se preocupan por la naturaleza, seguro que compras con conciencia.
En el consumo responsable comienza el activismo y la lucha por un planeta más verde 
Visita nuestra tienda eco y compra con inteligencia ecológica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio