Todo lo que hay que saber sobre el concepto biodegradable

Hoy en día existen muchas dudas sobre qué producto y/o envase es o no biodegradable, las personas quieren colaborar para crear un mundo mejor, pero la falta de información sigue estando presente en la mayoría de las naciones.

 

Empecemos por el principio, ¿qué es un envase biodegradable? Si se busca su definición en la RAE (Real Academia Española) esta lo define como: “Dicho de una sustancia que puede ser degradada por acción biológica”, es decir, los envases biodegradables son aquellos que se descomponen naturalmente con los pasos de los años acabando en elementos naturales simples como el carbono, el oxígeno, etc.

Gracias al uso de los diferentes tipos de materiales biodegradables existentes se defiende la conservación de la naturaleza, y al medio ambiente, además se evita perjudicar a la fauna eliminando la posibilidad de ingerir algún envase no biodegradable que será perjudicial para su salud.

Tiempo que un objeto necesita para ser biodegradable

Dentro de la materia biodegradable hay que saber que no todos los envases se biodegradan a la misma velocidad. Por ejemplo, el papel, el cartón, el plástico o el vidrio, 4 de los más comunes en las sociedades modernas poseen una gran diferencia entre sí.

El papel y el cartón al estar compuesto principalmente de celulosa no duran demasiado tiempo intactos en la naturaleza, el primero puede tardar unas 4 semanas escasas en degradarse, mientras que el segundo no supera el año de media.

Pero, en cambio las botellas de plástico o de vidrio tardan demasiado tiempo, acumulándose y representando verdaderos problemas en los ecosistemas. Las botellas pet superan los 1000 años antes de que se descompongan por completo, mientras que las de vidrio pueden llegar hasta los 4.000 años.

Otros productos muy comunes y sus tiempos de eliminación son, las bolsas de plástico llegan a tardar hasta 150 años, las pilas alcanzan miles de años y alguna no llegan a descomponerse nunca, los envases de tetabrick suelen cubrir una media de 5 años hasta descomponerse completamente. Los chicles por su parte, unos de los productos que más preocupan a los ecologistas por el daño que ocasionan a la fauna y porque a lo largo del día se tiran al suelo millones de chicles y tardan nada menos que 5 años en descomponerse o los Mecheros útiles populares que pueden durar hasta 30 años sin descomponerse.

Los envases se pueden degradar de dos formas fundamentalmente, por procesos bióticos y por procesos abióticos. La primera de ellas basa su descomposición en organismos vivos, es decir, se descompone de forma ecológica y natural. En cambio, la segunda forma se realiza mediante un proceso físico y químico, en la que la mayoría de las veces se contamina.

Los materiales utilizados en la electrónica y que son uno de los grandes males en cuanto a acumulación de basuras, tampoco se degradan de forma natural. Si quieres saber más sobre este tremendo problema global, haz clic en este enlace para saber más sobre la obsolescencia programada

Beneficios principales de los envases biodegradables.

El beneficio principal de estos envases es su elevado descenso de la contaminación e impacto en el medio ambiente, ya que como se ha dicho anteriormente son productos que con el paso del tiempo desaparecen y se convierten en materia prima elemental. Esto contribuye, como cabe suponer, a que haya menos basura en el planeta. Como consecuencia de esta eliminación, se protege un sinfín de especies animales, tanto terrestres como marinos, así como la calidad del suelo y del agua.

Los procesos en la biodegradabilidad:

Son los pasos por lo cual un envase se biodegrada hasta quedar eliminado completamente.
Los principales causantes de este proceso son los hongos y las bacterias. En los 2 casos se utilizan las encinas que con sus reacciones químicas inician el proceso de descomposición del producto hasta que este queda de nuevo insertado en la naturaleza.

En general cualquier sustancia o materia es biodegradable, lo que las hace ecológicas o no, es el tiempo que se lleva en completar este proceso. Los dos tipos existentes son la degradación aeróbica cuando actúan los organismo que viven y se desarrollan en presencia del oxígeno por una parte. Y por otra, la degradación anaeróbica cuando los encargados de la descomposición no utilizan oxígeno para metabolizar.

Principales ventajas de un producto biodegradable:

  • Conversión en materia prima: Al descomponerse una materia biodegradable, desaparece por completo y forma parte del suelo y vuelve a formar parte de la materia prima útil.
  • Sin contaminación paisajística: Siempre impacta cuando vamos por algún entorno natural o ecosistema y aparecen residuos tirados por el suelo, contaminando visualmente el entorno. Esto no pasaría en modo alguno si la utilización de estos envases biodegradables estuviera generalizada.
  • Más económicos: Para fomentar su utilización y uso, los materiales biodegradables son más económicos que los envases que no lo son.
  • Vertederos desbordados: Cada hora se generan toneladas de basura al día que llega a los vertederos, que acaban prácticamente desbordados, con la utilización de estos envases degradables se reduciría el espacio necesario para la creación de vertederos.

Productos biodegradables que se usa en nuestro día a día

Hoy día para combatir lo dicho anteriormente se han creado bolsas y envases ecológicos con la intención de contaminar lo menor posible el medio ambiente.

El bioplástico:

Los bioplásticos son una alternativa a los plásticos convencionales, sus prestaciones sin igual que los de un plástico convencional, igual de resistentes y fuertes. Los bioplásticos son polímeros naturales creados a partir de residuos agrícolas, celulosa o almidón, ya sea de patata o de maíz.

Los PHA es una variedad de los bioplásticos. Son poliésteres cuyo proceso de producción se realiza mediante la fermentación de una materia prima vegetal con algunas cepas de bacterias. Se utilizan para construir piezas de automóviles.

Beneficios del bioplástico:

  • Suponen un ahorro energético en su producción.
  • No modifican el aroma ni el sabor del contenido.
  • No consumen materias primas que no sean renovables.
  • Reducen la huella del carbono.
  • Sin contenido en aditivos perjudiciales para la salud como los ftalatos o el bisfenol A

El oxi biodegradable:

Otro de los materiales biodegradables que es usa hoy día es el oxi biodegradable. Se considera otra alternativa a las bolsas de bioplástico con mucho futuro comercial. Realmente es un plástico normal con la diferencia de que se le añaden aditivos que aceleran la degradación. Esto provoca que el proceso de descomposición pase de años a meses o incluso semanas. Pero recientes estudios realizados a este material revelan que cuando se degradan no lo hacen complemente en todas las ocasiones, por lo que puede ser un riesgo para los océanos y otros ecosistemas naturales. En cualquier caso, en los envases que sí se descompongan completamente no lo harían en residuos completamente inofensivos, por lo que este producto no sería una buena solución como medio alternativo a los envases convencionales.

El plástico biodegradable

Son los plásticos que están hechos exclusivamente de materias primas renovables como puede ser el trigo, maíz, patata, etc.  Es el material más económico de producir ya que se componen de materiales ecológicos de fácil obtención. Afortunadamente es el tipo de plástico que más se usa en la actualidad desde hace años en supermercados, tiendas y todo tipo de comercios. Son bolsas con una biodegradabilidad elevada para que el producto se degrade lo más rápido posible y así impactar mínimamente en el medio ambiente.

Qué se puede hacer para aumentar el consumo y la producción de estos materiales.

Cada vez con más intensidad, los plásticos biodegradables forman parte del presente y, aún más lo harán en el futuro. Una forma de impulsar su utilización es dejar de consumir en aquellos establecimientos donde se abuse de los materiales plásticos en insistir en la producción de bolsas y envases de plástico que biodegraden.

Insistir sobre los organismos estatales y los gobiernos nacionales sobre un plan global de reciclaje y reindustrialización para fomentar la producción de objetos amigables con la naturaleza. Las personas como consumidoras y electores del gobierno tienen la capacidad de iniciar el cambio, siempre.

 

Fuentes:

Sostenibilidad.com, ecocosas, erenovable,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba