Mareas negras un problema que se repite

 

El ser humano es el culpable de la mayoría de los desastres ecológicos que asolan el planeta. Las mareas negras, los derrames de petróleo y las catástrofes originadas por cualquier problema técnico de las grandes compañías petroleras, de sus barcos o instalaciones, son algunas de las que más perjuicios ocasionan en los ecosistemas marinos. En este artículo, se pondrán sobre la mesa los grandes problemas que se derivan de la industria petrolera. Se comenzará desde su repercusión económica hasta los problemas sanitarios para el ser humano originados por este tipo de contaminación en los espacios naturales.

El petróleo es un líquido aceitoso compuesto por carbono e hidrógeno, es insoluble en agua y se origina a partir de la acumulación y descomposición de restos orgánicos marinos durante millones de años. Los principales yacimientos están en el mar, aunque se pueden encontrar también en tierra firme, pero no es lo habitual.

Las consecuencias de los accidentes petroleros en la naturaleza son extremas y por desgracia las mareas negras son cada vez más frecuentes. Uno de los ejemplos más dolorosos es el deterioro de los arrecifes, debido a la gran cantidad de vertidos de residuos contaminantes que cada año reciben. Este tremendo problema es cada vez más grave y la contaminación está provocando además de los daños a las barreras de coral, la desaparición acelerada de las algas que viven en simbiosis con los corales y que le otorgan ese colorido propio tan característico.

¿Qué son las mareas negras?

Las mareas negras Wikipedia,  se describen como derrames de petróleo en el mar. También son llamadas mareas popositas. Son vertidos de petróleo o de sus derivados, debido a un accidente o a alguna práctica inadecuada, contaminando el medio ambiente, especialmente a nivel marino, poniendo en riesgo mortal a la biota (conjunto de fauna y flora) marina. Las masas de este hidrocarburo tienen forma de mancha y suelen ser de gran extensión.

Los hidrocarburos derivados del petróleo que se extienden en las mareas negras son fluidos altamente complejos. Están compuestos por partículas coloidales como asfaltenos (la familia de compuestos químicos orgánicos del petróleo crudo que representan los compuestos más pesados y los de mayor punto de ebullición). Así mismo también se localizan resinas agregadas, que se encuentran dispersas en una solución de naturaleza alifática mixta (compuesto orgánico constituido por carbono e hidrógeno, con carácter no aromático).

Un gran porcentaje de estos derramamientos de petróleo se ocasionan directamente en el mar, aunque también hay constancia de vertidos petrolíferos en agua dulce. El vertido en agua dulce más grande de la historia tuvo lugar en Buenos Aires, Argentina en 1999, contaminando con casi seis millones de litros de hidrocarburos el Río de la Plata. El ecosistema de la zona se vio seriamente dañado, como cabe suponer.

A pesar de que las mareas negras y cualquier tipo de derrame petrolífero están siempre presentes en los medios de comunicación no representan el total de los hidrocarburos que llegan a los océanos. Cada año, entran en el mar casi cuatro mil millones de litros de hidrocarburos. La mayoría provienen de operaciones de las embarcaciones, dragado urbano, de la propia exploración y producción del petróleo, y hasta de fuentes naturales.

El petróleo en la economía

A día de hoy se puede afirmar sin ningún género de dudas que es el motor que mueve la economía en todo el mundo. Estos son algunos ejemplos.

El canal que separa el golfo Pérsico del golfo de Omán es el estrecho de Ormuz. Con apenas 33 kilómetros, es la franja de mar más importante de la economía global. Este particular estrecho dispone de carriles para ordenar el tráfico marítimo de buques petroleros.  Uno de cada cinco barriles de petróleo del planeta pasa por este estrecho, que su circulación sea fluida garantiza que no haya falta de suministros de petróleo, es decir, problemas graves en la economía mundial.

En todo el planeta se consumen 83 millones de barriles cada día. El barril de petróleo del que tanto hablan en los informativos equivale a 159 litros y representa por sí mismo el 35% del presupuesto energético mundial.

Si se mira la historia, hace tan solo 50 años, el carbón representaba el 75% de la energía que se producía. Fue exactamente a partir de 1967 cuando el petróleo adelantó al carbón y a todas las fuentes de energía que había hasta entonces para posicionarse el primero. Es indudable que el petróleo es la fuente principal de energía en todo el planeta.

Causas del poder actual del petroleo

Este dominio del petróleo se debe a que:

  • Aproximadamente el 90% del transporte funciona con productos derivados del petróleo.
  • El 50% del petróleo que se extrae se usa para el transporte.
  • El 99% de los lubricantes se fabrican con petróleo.
  • El 95% de los bienes consumibles de las tiendas llegan allí utilizando petróleo.
  • El 99% de nuestra alimentación está relacionada con el petróleo o el gas, desde los fertilizantes y la química hasta el labrado y cultivo de la tierra y la distribución de los productos obtenidos.
  • Es la fuente más importante de energía primaria del planeta y representa el 36,4% de toda la energía que es utilizada por la civilización humana.

Los yacimientos no tienen capacidad de extracción infinita y aunque se sigan descubriendo nuevos, en general la producción de crudo disminuye. Esta disminución progresiva tiene como consecuencia directa del aumento de su precio por barril, como seguro estará notando el lector de este artículo a cada año que pasa.

Ventajas y desventajas del uso del petróleo

El petróleo le ganó la batalla de popularidad al carbón porque el impulso económico que posee es tan potente que puede sostener industrias nacionales enteras. Su almacenamiento es simple, ya que al ser un líquido viscoso puede almacenarse en barriles.

Posee una alta densidad energética, es decir, su combustión genera más energía de la que consume su fabricación o transformación. Es una energía constante que no depende de la meteorología, como por ejemplo la energía solar o eólica.

Su versatilidad es otra de sus ventajas, ya que se usa como materia prima para múltiples materiales sintéticos, como el plástico, el PVC, el teflón, el neopreno y el caucho sintético, por ejemplo.

Sus desventajas, aparte de la contaminación por mareas negras debidas a derrames son varias,. Comenzando por los conflictos bélicos desencadenados por países consumidores contra países productores, y continuando por la contaminación derivada de su combustión, así como, por el proceso mismo de extracción. Eso sin olvidar la contaminación de la basura que se genera al crear productos que no son reciclables ni biodegradables, como los plásticos.

Petróleo versus energías renovables

Las fuentes de energía alternativas al petróleo no han cambiado mucho en su esencia. Lo que sí ha cambiado es la tecnología utilizada para su producción que cada vez es más eficiente y el consumo de las mismas, que aumenta muy lentamente, pero de manera progresiva.

Por su parte, el aumento de popularidad de las energías renovables, como la biomasa, la eólica, el hidrógeno y la fotovoltaica actúa en contra de la economía del ámbito petrolífero. Esto  unido a las distintas capacidades de los yacimientos (que se agotan) incide en el aumento de precio del barril de crudo.

Sin embargo, este aumento de consumo de energías renovables ayuda en gran medida a la conservación y recuperación del medio ambiente. El uso de estas energías debe tener como fin la eliminación del uso de los combustibles fósiles y, así, disminuir notablemente la contaminación derivada por el consumo de energía. Por ahora, el uso de energías renovables en España no llega al 6% si lo comparamos con el 48% del petróleo y sus derivados, por lo que está todavía en considerable desventaja.

Problemas económicos de una marea negra

Independientemente de los problemas medioambientales que se explicarán más adelante, el impacto directo en la economía que tiene una catástrofe de estas características no deja indiferente a ningún sector económico.

El principal daño económico aparece de manera directa de la pérdida de zonas pesqueras o marisqueras. Si bien a simple vista puede parecer que las características del mar están intactas, la contaminación debida a la filtración de micropartículas de hidrocarburos hará que las especies que hayan sobrevivido a la catástrofe se encuentren enfermas o contaminadas y no sean aptas para el consumo humano por su toxicidad.

La pérdida de parajes naturales (parques naturales, nacionales, etc) afecta negativamente a la economía, ya que estos lugares tienen, en la mayoría de los casos, un interés recreativo o vacacional y, por lo tanto, turístico, con lo que eso representa para la economía, sobre todo en España.

El turismo, el gran perdedor de una marea negra

Este sector se ve reducido drásticamente al perder su valor como ecosistema vivo y atractivo para el turista, convirtiéndose en muchos casos en un paraje inhóspito y sin rastro de vida. Estas mareas negras eliminan radicalmente el interés que existía para las actividades de tipo lúdico que antes se realizaban en él entorno.

Los sectores que dependen directamente de la costa o del mar adquieren una imagen negativa y su popularidad se ve realmente afectada hasta el punto de dañar notablemente a su economía, además de tener que sufrir la suspensión temporal de las actividades, industriales o de ocio, que necesitan de agua de mar limpia para llevarse a cabo (piscifactorías, acuarios, piscinas de agua de mar, balnearios, etc).

Económicamente afecta también a la navegación, ya sea recreativa o comercial, porque el crudo afecta directamente al sistema de refrigeración de motores, con lo que no se puede salir a navegar, por lo que también se sufren pérdidas económicas. Este factor afecta también a barcos pesqueros y a grandes cruceros.

Aunque los puertos deportivos y pesqueros suelen estar rodeados por defensas marinas para proteger las embarcaciones amarradas no suele ser suficientes. Las protecciones suelen basarse en gaviones (muro de contención de gravedad que forma una barrera), cuyo aclarado, además, resulta muy complicado y costoso. Los puertos se ven obligados a la limpieza de todos los cascos y amarres de los barcos y a reparar los motores de sus barcos si se han visto afectados en su interior por el crudo.

Las centrales eléctricas también se ven afectadas, ya que se cierran las tomas de agua después de un derrame de hidrocarburos para evitar daños a la maquinaria que supondrían una mayor pérdida económica que el cierre temporal de la central.

Daños al medio ambiente de las mareas negras

El petróleo o cualquier tipo de hidrocarburo, crudo o refinado, provoca distintos efectos negativos sobre la naturaleza. En general, produce la muerte de los organismos, ya sea por asfixia, envenenamiento (por absorción o contacto), por exposición a algunos de los componentes solubles en el agua del petróleo…

Por otro lado, también disminuye la resistencia del organismo de los animales y aumenta su probabilidad a sufrir infecciones. Así mismo, tiene efectos altamente negativos sobre la reproducción y propagación de las especies, altera el comportamiento de los animales, con una afectación espectacular sobre el fondo marino (como se verá en el siguiente párrafo). Por otro lado, altera la circulación del oxígeno en el agua, destruye las fuentes alimenticias de las especies superiores e incorpora carcinógenos en la cadena alimentaria, elementos que llegan hasta el ser humano.

Las especies mueren o enferman

Los ecosistemas que se ven más afectados siempre son aquellos que dependen de algas y plantas y todas las especies que viven fijas en el sustrato marino, como por ejemplo los corales y las esponjas, que no tienen ninguna posibilidad de huir frente a la amenaza.

Las especies que viven en la parte más superficial no salen mejor paradas, toda la vida que vive sobre el sustrato marino corre la misma suerte. Estos animales necesitan salir a la superficie para respirar, y si sobre el mar lo que se encuentran es una capa de petróleo, sus vías respiratorias se ven afectadas llegando en la mayoría de los casos a ocasionarles la muerte.

Los moluscos y otras especies que se alimentan de filtrar el agua, como mejillones, ostras y almejas, son especies extremadamente sensibles a estos vertidos. Y es que, los compuestos contaminantes se integran en su organismo, los cuales enferman gravemente de manera inmediata. Los hidrocarburos, además, destruyen larvas y huevos de peces y crustáceos, impidiendo su desarrollo y paso a la madurez.

La gran diferencia de un derrame en alta mar y en una zona costera es que en alta mar hay menos zonas de algas, menos especies que dependen de la luz solar y menos praderas marinas. Por este motivo, si no hay que lamentar males mayores, el derramamiento de petróleo terminaría por depositarse en el fondo marino.

Si, por contra, estos vertidos tienen lugar en zonas costeras que poseen ecosistemas más productivos (mayor cantidad de especies), la contaminación por hidrocarburos se infiltrará y quedará fijada por años, a veces más de un siglo, provocando daños incalculables en la flora y fauna de la zona, y también, como se ha señalado anteriormente, en la economía de la zona.

Del plancton al ser humano

El gran perjudicado por las mareas negras, sin ninguna duda, es el plancton. Estos microorganismos sin actividad motora propia sirven de alimento a muchas especies marinas, son muy abundantes cubriendo buena parte de la superficie marina. Cuando hay un vertido, las partículas de crudo se adhieren a estos seres vivos micrscópicos densificando la superficie marina e impidiendo que la luz solar penetre hacia el interior de las aguas del mar. La fotosíntesis de las plantas y algas, por tanto, se ve radicalmente afectada por la falta de luz, y la vida oceánica disminuye su productividad.

La cadena trófica, por tanto, se ve afectada en su totalidad por la contaminación petrolera llegando incluso al ser humano. Las aves y mamíferos acaban muriendo, ya sea intoxicados o por hipotermia, ya que la capa natural que les protege del frío desaparece al contacto con el hidrocarburo.

Daño y tiempo de recuperación

Los daños no sólo dependen de la cantidad vertida, sino del lugar donde se produzca y el momento, tipo de petróleo, etc. Según las características del conjunto, un pequeño derrame de petróleo puede suponer una catástrofe natural matando a miles de aves si se produce cerca de una colonia de reproducción: aunque, también puede pasar sin consecuencias demasiado drásticas si la misma cantidad se vertiera en alta mar.

La mayoría de los ecosistemas marinos requieren unos 3 años para recuperarse después de una marea negra de petróleo crudo. Sin embargo, los ecosistemas contaminados por petróleo refinado, sobre todo en los estuarios, necesitan más de 10 años para su recuperación.

Cómo actúa el petróleo en el mar y en las costas

Una vez producido el derramamiento de petróleo en el mar, la manera de actuar de este hidrocarburo no es la misma dependiendo de algunos factores. El vertido, como norma general, se moverá en la misma dirección y velocidad que la corriente, a no ser que se vea afectado por el viento. Las olas, por su parte, afectan más a la dispersión y al proceso de envejecimiento del hidrocarburo que a la propia dirección de movimiento de la marea negra.

Cuando llega a las costas, las características de drenaje, el nivel freático de la zona y el tamaño de las partículas en la arena determinarán el nivel de penetración del contaminante. La arena fina se comporta de una manera distinta a la gruesa, como cabe imaginar. La fina se mantiene húmeda, incluso en marea baja, en contrapartida de la arena gruesa, que se seca en bajamar, lo que permite un mayor grado de filtración del hidrocarburo.

Sistemas de limpieza de vertidos petrolíferos

Por extraño que parezca, los diferentes sistemas de limpieza utilizados ante un derrame petrolífero pueden ser inocuos o altamente contaminantes, en igual o mayor medida que la propia marea negra.

  • Consiste en rodear la mancha de hidrocarburo con barreras. El vertido se recupera con sistemas que los succionan siendo capaces de separar el petróleo del agua, ya sea por bombeo, adherencia, fibras absorbentes o centrifugación. No causa daño, pero su eficiencia no sobrepasa el 15%.
  • Productos químicos. Son detergentes que emulsionan con las partículas del petróleo y facilitan la actuación de las bacterias que digieren hidrocarburos. Dependiendo de la sustancia química utilizada, el daño puede ser mínimo o más tóxico que el propio vertido. Afortunadamente, en la actualidad, existen dispersantes de baja toxicidad.
  • Incineración. Es la forma más eficaz de hacerlo desaparecer, eliminando hasta un 95% del vertido. Produce un gas muy espeso y tóxico, la contaminación pasa del mar al aire.
  • Biodegradación. Es un proceso natural en el que bacterias y hongos se alimentan de los hidrocarburos. Se puede acelerar este proceso aportando nutrientes y oxígeno para multiplicar las bacterias.
  • Limpieza. En las costas se usan chorros de agua caliente a presión para mover el petróleo de la línea de la costa hacia mar adentro. Su eficacia es estética, ya que entierra el hidrocarburo en la arena y mata a todo ser vivo que se encuentre en ella.
  • No hacer nada. Aunque sea una opción triste y muy negativa, en los lugares con mal acceso para cualquier otro tipo de actuación, se deja trabajar a las olas que. Su movimiento natural junto a la fotooxidación y otras acciones naturales, terminan por solucionar el problema. Es la actuación habitual para las costas pantanosas.

 Derrames de petróleo en la historia

Las principales causas de los vertidos de petróleo se deriban de las operaciones que llevan a cabo las plataformas o algún tipo de accidente. Las causas operacionales son las que ocurren durante la carga y descarga, por tareas de abastecimiento, prospectivas o en otras actividades.
Por su parte, los accidentes suelen ser debidos a incendios o explosiones, fallos en el equipamiento o en el casco, colisiones, hundimiento y, en menor número, por causas desconocidas (ya sean operacionales o accidentales).
Desgraciadamente, no todos los derrames son accidentes fortuitos. En el caso del mayor desastre medioambiental de la historia, durante la Guerra del Golfo, el derrame fue provocado.
Según la International Tanker Owners Pollution Federation, un 82% de los derrames de crudo son menores a siete toneladas; los derrames de más de 700 toneladas son el resultado de colisiones y hundimientos y suponen aproximadamente un 3% del total.
Es difícil encontrar en la historia reciente un año sin un incidente petrolífero.

Marea negra en el golfo pérsico 1991

El 25 de enero de 1991, Irak arrojó al golfo Pérsico más de diez millones de barriles de crudo de los pozos de Kuwait para dificultar el desembarco aliado, causando el mayor desastre ecológico de la historia.

Plataforma petrolífera Deepwater Horizon 2010

Esta plataforma semi sumergible instalada en el Golfo de México sufrió una explosión que provocó su hundimiento. Murieron once trabajadores y se produjo un derrame de crudo estimado en 800 mil litros diarios durante cerca de tres meses. No se pudieron hacer esfuerzos suficientes para contener este vertido debido a las mareas y a los fuertes vientos. El índice de tortugas y delfines muertos sigue aumentando en esa zona desde ese día, aunque la recuperación de las aves ha llegado a un 75%. Además del daño medioambiental provocado por el crudo, la petrolera usó siete millones de litros de disolventes, contribuyendo a la contaminación química del entorno. Fue y sigue siendo una de las mayores catástrofes petroleras de la historia.

Pozo petrolífero Ixtoc I 1979

El pozo exploratorio reventó el 3 de junio de 1979, entrando en la lista de uno de los vertidos más grandes de todos los tiempos. Ocurrió en el golfo de México y durante los 280 días en los que continuó el vertido llegó a derramar casi cuatro millones de barriles al mar.  La mitad del crudo se quemó, con la consiguiente contaminación atmósférica.

Colisión de los petroleros Atlantic Empress y Aegean Captain 1979

El choque de estos dos super petroleros tuvo lugar el 19 de julio de 1979 cerca de Trinidad y Tobago, generó una pérdida de más de 250 mil toneladas de crudo y aún no se ha determinado cuánto ardió y cuánto fue vertido directamente al mar. El Aegean Captain pudo dominar el fuego en el buque, pero el Atlantic Empress se hundió semanas más tarde tras una violenta explosión después de estar en llamas desde la colisión.

Barco petrolero Exxon Valdez 1989

El barco petrolero Exxon Valdez derramó más de 40 millones de litros de crudo, en Alaska, afectando a una de las más importantes reservas ecológicas norteamericanas. Se generó una marea negra de más de seis mil km² que puso en peligro la fauna silvestre y a las pesquerías de la zona. Está considerada como una de las mareas negras de mayores dimensiones.

Marea negra Prestige 2002

Este petrolero de origen liberiano que operaba bajo bandera de las Bahamas se hundió en Galicia, en la Costa de la muerte el 13 de noviembre de 2002, tras partirse en dos después de haber navegado con una brecha en su casco de 40 metros. Vertió unas quince mil toneladas de fuel al mar, pero se hundió con más de 75 mil en sus tanques.

El tipo de fuel era pesado, utilizado para combustión industrial (hornos y centrales térmicas) y barcos propulsados por motores diésel de gran potencia. Ese tipo de fuel es derivado del residuo de la destilación de los petróleos crudos. Provocó un enorme desastre ecológico, que afectó en sucesivas mareas negras a lo largo de la costa de todo el norte de España y Portugal hasta el suroeste de Francia.

Está considerado como el tercer accidente más costoso de la historia, solo superado por la desintegración del transbordador espacial Columbia y el accidente nuclear de Chernobyl. Este petrolero hundido será tristemente recordado en la historia por sus implicaciones fatales a la ecología y a la economía nacional.

El infierno negro de Isla Mauricio, la marea negra más reciente

El archipiélago de Mauricio está ubicado en el Océano Índico, al este de Madagascar y el pasado 25 de julio de 2020 soportó el vertido más terrorífico de su historia. Este desastre supone un gravísimo golpe a la economía de Mauricio, ya que esta se basa principalmente en el turismo, destacando por sus playas paradisíacas, su mar turquesa y su belleza natural y salvaje.

El buque petrolero japonés MV Wakashio, con bandera de Panamá que iba cargado con miles de toneladas de combustible, ha estado derramando petróleo desde que encalló a finales de julio. Hasta ahora ha vertido más de tres mil toneladas de petróleo y 200 de diésel, lo que ha originado la declaración de emergencia ambiental por parte del gobierno de esta República.

El petrolero, que se encuentra varado en los arrecifes terminó por romperse y partirse en dos el 15 de agosto. No se sabe con seguridad si la rotura del buque ha provocado un nuevo derrame, ya que no se ha esclarecido si el combustible que aún quedaba dentro del petrolero se pudo sacar a tiempo antes de la fractura del casco.

Pese a todo pudo ser peor

Pese a ser importante y trágico, el barco no transportaba carga, todo el combustible que llevaba era para el consumo propio, aun así, el gobierno de Mauricio se ha visto obligado a pedir ayuda a Francia al no disponer de recursos propios para hacer frente a este tipo de siniestros.

En la región de arrecifes afectada, existen importantes reservas naturales a muy pocos kilómetros de distancia. La estimación de los oceanógrafos es que se necesitarán más de diez años para volver a recuperar el ecosistema marino.

Erróneamente se cree que cuando el agua se vuelve cristalina y transparente tras un desastre ocasionado por una marea negra es síntoma de la rehabilitación de la zona, pero es justo al contrario. El hecho de que el agua se vuelva cristalina y transparente es debido a la falta total de vida que pueden colorear el agua. La muerte de todos los microorganismos, bacterias, plancton, etc., origina la transparencia absoluta del mar. De hecho, Mauricio es una isla conocida por el color turquesa de sus aguas, precisamente por el elevado nivel de vida marina que tiene.

Los vientos y las corrientes han ayudado a expandir el derrame de petróleo, haciendo cada vez mayor el desastre, por lo que todos los habitantes de Isla Mauricio están trabajando a contrarreloj intentando salvar su isla.

La catástrofe no consiste solo en el derramamiento de petróleo, sino en la muerte de los animales que habitan el ecosistema afectado. La muerte de delfines es uno de los problemas originados por el vertido, ya que estos mamíferos ingieren directa o indirectamente los componentes tóxicos de los hidrocarburos y mueren. No se descarta que aparezcan también cachalotes muertos, pues es habitual verlos por estas latitudes.

El pelo humano como solución al vertido de Mauricio

La principal actividad que realiza la población es fabricar barreras absorbentes de contención que rellenan con paja, cañas y pelo humano.

Hay una gran campaña en la isla para conseguir pelo, ya que el cabello humano no absorbe el agua, aunque los aceites (como el petróleo) se le adhieren fácilmente. Las peluquerías de todo el país están ofreciéndose a cortar el pelo gratis a residentes y extranjeros para conseguir todo el que se pueda en tiempo récord.

El cabello es un producto natural, barato y renovable. Y su mejor característica sobre cualquier medio utilizado en la lucha contra las mareas negras es que es biodegradable en su totalidad. Tras estudios realizados por la NASA y la Universidad de Sidney, el alto contenido de cutícula del pelo humano lo hace un biosorbente altamente hidrofóbico, que atrapa varios tipos de contaminantes.

Esta técnica ha sido utilizada en distintos derrames en diferentes partes del mundo. Por contra, pese a sus ventajas, los cilindros que se rellenan con pelo, plumas y pelambre no son muy flotantes y se hunden en las aguas picadas de alta mar. Se sigue investigando para encontrar distintas soluciones para que no se hundan esas barreras.

 

Fuentes: BBC, UNIVERSITAM, Universidad de Concepción (Chile), Fundación Aquae, Centro Tecnológico del Mar (España), Greenpeace, Gobierno de Euskadi (España), Universidad de Salamanca (España), ITOPF, CSIC,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba