10 playas salvajes del mundo

 En un mundo donde la civilización humana está conquistando cada centímetro del espacio disponible, las playas salvajes representan un refugio para la ecología del lugar, un entorno ideal para la contemplación de la naturaleza autóctona, el disfrute de la belleza primigenia y un entorno para volver a sentirse conectado con la naturaleza

Tanto en España como en el resto del mundo, hay miles de kilómetros de playas y calas que están poco frecuentadas por visitantes, presentan dificultades para acceder a ellas, sus ecosistemas se conservan en buen estado y, además, se localizan lejos de núcleos urbanos. A estos espacios naturales costeros se conocen como playas salvajes, lugares privilegiados que hacen las delicias de los amantes de la belleza natural, la tranquilidad y el descanso.

Todavía se está a tiempo de conocer una buena cantidad de estos lugares únicos, aunque llegar hasta ellos represente alguna dificultad en la mayoría de los casos, siempre merece la pena. A continuación, se ofrecen 20 playas salvajes. 10 ubicadas en diferentes partes del mundo y otras 10 para aquellos que quieren conocer estos lugares sin tener que coger un avión, es decir, aquí en España, que todavía quedan algunas y que reservamos para un próximo post

10 playas salvajes repartidas por el mundo

Se presenta a continuación una serie de playas consideradas salvajes, hermosas y con todos los detalles para incluirlas en un supuesto paraíso natural. No están todas las que son, pero sí que son todas las que están.

1.      Playa de Diani, en Kenia;

En la costa oeste de Kenia, bañada por el Océano Índico, destaca por sus vistas paradisiacas y palmeras al borde del mar. Paraíso íntimo por su poca afluencia de turistas, cuenta con alrededor de 25 km de playa de arena blanca y fina. Su único defecto es que con la marea alta la playa casi desaparece.

2.      Lucky Bay, en Australia

Ubicada en el Gran Parque Nacional Cape Le Grand, en la costa sur de Australia. Esta maravillosa zona costera se caracteriza por ser la playa más blanca del país, cuenta con 5 km de litoral con arena fina y agua cristalina, rodeada por todos lados por espectaculares montes salvajes. No es difícil compartir el día en esta fabulosa playa con alguno de los muchos canguros que campan libremente por la zona.

3.      Tangalle Beach, en Sri Lanka

Al sur de Asia se encuentra Tangalle Beach, la playa paradisiaca por excelencia. Una de las más deseadas por los turistas que llegan hasta este país de las muchas que tiene. Esta franja costera, entre sus innumerables encantos, permite ver tortugas desovar, un hecho que se ha convertido en uno de sus principales reclamos turísticos y está poniendo en duda su categoría de playa salvaje.

Si eres de los que realmente se preocupan por la naturaleza, seguro que compras con conciencia.
En el consumo responsable comienza el activismo y la lucha por un planeta más verde 
Visita nuestra tienda eco y compra con inteligencia ecológica

4.      Koekohe, en Nueva Zelanda

Singular playa ubicada al suroeste del país, no tanto por la calidad de su arenal o la gran longitud que alberga la playa, sino por las rocas esféricas Moeraki Boulders. Los conocidos como huevos de dragón son piedras sagradas por los lugareños y misteriosamente redondas que están por toda la playa, llegando a pesar algunas de ellas hasta varias toneladas.

5.      Stokksnes, en Islandia

Considerada como la mejor playa salvaje del mundo según el ranking elaborado por Flight Network, que se basa en las opiniones de más de 1.200 expertos. La imagen del Vestrahorn, la montaña de roca ígnea oscura y de afilados picos que se impone sobre esta playa no deja lugar a dudas, es un espacio indómito y de una belleza inimitable. El contraste que crea la blanca espuma del mar sobre la negra arena deja embelesado a todo el que se anima a llegar hasta aquí.

6.      Ageeba Beach, en Egipto

Es una de las playas más vírgenes del mundo, se encuentra escondida detrás de los grandes acantilados que la hacen tener impresionantes vistas y con un clima, sobre todo de junio a octubre, que la hacen ideal para darse un baño. No es una cala demasiado grande y a ella se accede solo por un camino descendiente desde lo más alto del acantilado. Un paseo que merece la pena porque espera un agua de color turquesa claro impoluto.

7.      Gouverneur, en la isla de San Bartolomé

Otra de las playas perdidas en el mundo y es que es una playa de difícil acceso, pero una vez que estas en ella no querrás salir por la buena calidad del agua y de la arena. El entorno virgen enclavado en pleno corazón caribeño le hacen acumular puntos para considerarlo un auténtico paraíso en la Tierra. Una playa salvaje por definición.


8.      Praia do Camilo, en Lagos, Portugal

En la península ibérica, se localiza una de las calas más coquetas que se pueden visitar, se accede a ella bajando unas escaleras de madera, está rodeada por maleza y espectaculares acantilados de piedra. Esta playa está especialmente indicada para ambientes familiares, ya que sus aguas limpias y cristalinas son muy tranquilas, ideales para enseñar a los pequeños, prácticas deportivas como el snorkel. Popular por las estructuras rocosas que sobresalen del mar conocidas como los doce apóstoles

9.      Étretat, Normandía, Francia

Playa ubicada en la costa francesa de Albâtre, en Normandía, donde se localiza una espectacular verticalidad de los acantilados que la custodian. Una belleza singular que ha inspirado a no pocos artistas entre los que destacan Claude Monet, Eugêne Boudin o Gustave Courbe. Para entender la magnificencia del paisaje se puede subir a un pequeño barcoy contemplarla en la distancia o caminar por las alturas de estas majestuosas escarpaduras, y admirarlas, si no se tiene vértigo, desde el punto más alto.

10.  Palombaggia Beach, Córcega

La playa más conocida de la isla de Córcega, es una de las mejores conservadas de todo Tamarcciu. Cuenta como elementos diferenciadores del resto de entornos naturales citados en este artículo, sus estructuras de piedra dentro del mar, sus rocas rojas que se extienden hasta las mismas dunas y los pinos que dan sombra hasta las mismas olas. Un lugar hasta el que se accede únicamente por un sendero natural, lo que permite que permanezca en estado salvaje a pesar de estar bien adaptado para turistas.

Cómo actuar en ellas para respetarlas

La educación en valores ecológicos es fundamental. En las escuelas esta asignatura aún no ha llegado y parece poco probable que lo haga en el futuro próximo, por lo que debe ser dentro del núcleo familiar donde se inculque esta conciencia de respeto.

Una de las mejores formas de actuar en ellas es poniendo señalizaciones de qué está permitido y qué no. Prohibir bajo una penalización económica todo lo que sea el arrojo de basura en la arena o en el agua, como puede ser envoltorios de plásticos, colillas o cualquier plástico que sea perjudicial para el medio ambiente.

Como ya se ha comentado, es importante seguir las recomendaciones para no contaminar este tipo de playas usando protectores solares ecológicos, infórmate sobre estos productos haciendo clic aquí

Fuentes consultadas

La ser, ABC.es,  cabogataalmeria.com, tripadvisor, infobae.com, Posta.com

Si eres de los que realmente se preocupan por la naturaleza, seguro que compras con conciencia.
En el consumo responsable comienza el activismo y la lucha por un planeta más verde 
Visita nuestra tienda eco y compra con inteligencia ecológica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba