Cómo hacer compost casero

Antes de hablar de cómo hacer compost casero sería conveniente explicar qué es el compost o composta, nombre con el que también se le conoce.

Según Wikipedia, compost o composta es un producto obtenido a partir de diferentes materiales de origen orgánico. Estos productos son sometidos a un proceso biológico controlado de oxidación denominado compostaje. Es empleado como abono de fondo y como sustituto parcial o total de fertilizantes químicos.

Básicamente, es introducir en un depósito (compostadora) distintos desechos orgánicos que, con el tiempo y con un mantenimiento adecuado, se irán descomponiendo y convirtiéndose finalmente en humus, que es un abono muy vivo, con una gran densidad y variedad de microorganismos que favorece al equilibrio biótico del suelo.

El problema de los residuos

La acumulación de residuos, ya sean naturales o artificiales, es uno de los mayores retos a los que el hombre debe enfrentarse en nuestra era.

La superpoblación, el consumo descontrolado, los nuevos hábitos de alimentación son factores que multiplican la generación de residuos, y es un problema que hay que resolver con prontitud.

Los residuos artificiales, como los plásticos, suponen un verdadero desafío, aunque ya se está trabajando en posibles soluciones, como algunos gusanos que son capaces de descomponer el plástico y transformarlo en dióxido de carbono y abono. ¿Quieres saber cómo?  Haz click aquí para leer el artículo completo.

Por otro lado, también existe la acumulación de residuos naturales que pueden llegar a ser un problema, sobre todo en algunas zonas urbanas si no se gestiona correctamente.

El ciudadano de a pie, a nivel particular, puede contribuir a eliminar este tipo de residuos con el compostaje, que lo podrá utilizar para sus propias plantaciones, siendo además muy beneficioso para el medio ambiente, pues enriquece los suelos y devuelve a la tierra lo que es de la tierra. El ciclo de la vida resumido en un pequeño depósito.

¿Todo vale para el compostaje?

No, no todo vale. En esta lista se recogen, a grandes rasgos, los elementos que sí son aptos para hacer compost y los que no.

Materiales de rápida descomposición

  • Hojas frescas
  • Restos de corte (en seco) de césped
  • Estiércol de animales de corral
  • Malezas jóvenes

Materiales de lenta descomposición

  • Restos de frutas y verduras
  • Paja y heno viejo
  • Restos de plantas
  • Flores viejas y plantas de macetas

 Materiales de muy lenta descomposición

  • Desbroces de setos duros y ramas podadas
  • Cáscaras de huevos y frutos secos
  • Flores
  • Huesos de frutos como el aguacate

Materiales utilizables en pocas cantidades

  • Cenizas de madera
  • Periódicos
  • Cartones varios, servilletas y envases de papel
  • Grasas

Materiales que no se pueden utilizar

  • Cenizas de carbón
  • Pañales no reutilizables
  • Revistas a color
  • Filtros de cigarros

 ¿Cuáles son las técnicas para compostar?

Hay distintas formas de compostar, distintas técnicas que dependen, sobre todo, del tipo de aireación que se le aplica a la compostadora. A modo de resumen:

Pilas estáticas

No se le da ningún tipo de aireación o ventilación forzada al depósito, es decir, se colocan los desechos y se espera a que pase el tiempo.

Pilas estáticas aireadas

Es una técnica más activa, pues la materia que se está compostando se airea intencionadamente removiéndola con una varilla, por ejemplo.

Pilas de volteo

En este caso se amontona el material, se mezcla y se voltea periódicamente. De esta forma, se le proporciona oxígeno a la mezcla, agilizando el proceso de descomposición.

 

Existe otra técnica que es la del compost de montón, que consiste en amontonar los materiales por capas en el suelo directamente.

¿Entonces, es posible hacer compost sin compostera?

Sí, es posible, aunque no es la técnica más recomendable para un compost casero. Esta forma de hacer compost requiere de un espacio al aire libre muy extenso, ya que los materiales se irán acumulando en el suelo, intercalando capas de material húmedo y seco, hasta formar una montaña de desechos.

Cómo hacer compost casero

Hacer compost en casa es muy sencillo, siempre que se disponga de un poco de tiempo y de algo de paciencia. La técnica que se suele seguir para hacer compost casero es la de volteo, pues es la más rápida en ofrecer resultados de las tres.

So se quiere ahorrar tiempo y trabajo en construir una compostera o no se tienen los objetos adecuados, e puede adquirir una compostera en Amazon como esta:

Comprar compostera en Amazon
Comprar compostera en Amazon

De este modo será mucho más fácil y rápido comenzar el trabajo de compostaje. Esta que se ven en la imagen es, posiblemente la más completa que ofrezca el gran centro de almacenaje y distribución de Amazon, aunque las hay de diferentes tamaños. Es importante, ya que en ocasiones, no se tiene demasiado espacio en casa, pero se quiere llevar a cabo estos procesos para aprovechar los residuos del hogar, contribuyendo con una buena alimentación a las plantas que se estén cuidando. Al hacer click sobre la imagen, podrás adquirirla o elegir entre otras opciones

Pero, si no quieres comprarla, también puedes aprender y saber cómo hacer la compostadora o compostera.

Como se puede ver al hacer clic sobre el enlace a Amazon, existen en el mercado multitud de contenedores de diferentes tamaños. Aunque se recomienda que tenga una anchura y altura superiores a un metro. A más grande el depósito, más fácil es que el interior alcance la temperatura necesaria para que se inicie la descomposición.

Otra opción es fabricar artesanalmente la compostera, por ejemplo, con palets de madera, pero hay que tener presente que debe conseguir una ventilación adecuada y que es preferible que tenga la base libre para que el compost esté en contacto con el suelo.

Para espacios reducidos, siempre pueden usarse pequeñas cajas de madera o incluso macetas de barro. El proceso será más lento, debido a la temperatura, pero el compost será de buena calidad igualmente.

De cualquier modo, hay que tener en cuenta las siguientes recomendaciones, sea cual sea el tipo de compostera que usemos:

  • Las capas de materiales deben tener entre 15 y 20 cm (se adaptará al tamaño adecuado para pequeñas cajas y macetas).
  • Comenzar con una capa de materiales gruesos en contacto con el suelo, como hojas secas o cortezas. Así se evitará que la parte más baja se pudra como consecuencia del peso y del calor de las capas superiores y los huecos entre las ramas ayudarán a que circule el aire y a que los microorganismos e insectos puedan entrar a la pila de compost.
  • Alternar una capa de materiales verdes o húmedos (restos de cocina, posos de café, estiércol de animales, plantas frescas, o residuos de jardín, como malas hierbas o césped cortado) con otra de materiales marrones o secos (hojas caídas, ramas de árboles trituradas, cartón, periódicos, paja o virutas de madera), añadiendo entre ambas una capa fina de tierra.
  • Cuando alcance la altura prevista, cubrir con una capa de tierra o serrín.

Una vez está lista la compostadora, y teniendo en cuenta las anteriores recomendaciones, hay que comenzar el proceso de elaboración del compost, siguiendo uno a uno los pasos que se describen a continuación:

Paso 1. Reunir los desechos.

Para obtener un compost de calidad es necesario combinar de forma equilibrada los desechos que se van a introducir en la compostera. Hay dos elementos indispensables que deben formar parte de esta mezcla: nitrógeno y carbono, en una relación de una parte del primero por tres del segundo.

El nitrógeno se extraerá de materiales húmedos o verdes y el carbono lo aportarán los materiales secos o marrones.

Algunos consejos para esta fase pueden ser triturar los ingredientes crudos para acelerar el proceso de compostaje, o humedecer los materiales secos antes de incorporarlos a la mezcla.

Por supuesto, también será necesario el agua y el oxígeno para que los microorganismos puedan hacer bien su trabajo de descomposición.

Es muy importante comenzar a elaborar el compost cuando se tenga acumulada una buena cantidad de desechos, pero también es posible rectificar una vez comenzado el proceso, añadiendo más elementos verdes en el caso de que la mezcla sea extremadamente seca, o añadiendo elementos secos en el caso de que la pila esté demasiado húmeda o huela mal.

En estos primeros días, la mezcla podrá llegar a alcanzar entre 40 y 50 grados de temperatura.

Paso 2. Regar, remover y esperar.

Una vez preparada la mezcla, toca estar pendiente de la temperatura, la humedad y la oxigenación del compost.

Para que el proceso se desarrolle correctamente, es importante tener en cuenta las siguientes indicaciones:

  • Remover la mezcla con una varilla o rastrillo una vez a la semana para proporcionarle el oxígeno suficiente.
  • Voltear la pila periódicamente cuando la temperatura haya alcanzado entre los 55 y los 65º. Esto ayudará a acelerar el proceso y evitará malos olores.
  • Rociar agua sobre la pila con regularidad para que tenga la consistencia de una esponja húmeda. Hacerlo con cuidado, pues si el agua es excesiva la mezcla podría llegar a pudrirse.

La paciencia y la dedicación serán las claves en esta fase. Es cierto que hay técnicas o trucos que ayudan a acelerar el proceso (como remover o triturar). Aun así, la naturaleza necesita su tiempo.

Paso 3. Aplicar el compost.

El último paso es el mejor y más esperado: darle uso a ese abono que lleva semanas elaborándose. Cuando el compost no emita calor y se vuelva seco, marrón y quebradizo, estará listo para dar de comer al jardín, al huerto o a las plantas de casa.

El compost ofrece muchas posibilidades, como diluirlo en agua y hacer té para regar, añadirlo a las macetas de interior, emplearlo en otoño para las plantas perennes o distribuirlo en cultivos o huertos al comienzo de la temporada de siembras.

No importa qué método o qué técnica se use. Cada uno debe elegir cuál se adapta mejor a su espacio o estilo de vida. Lo más importante de todo esto es que el compost es increíblemente fácil de hacer y respetuoso con el medio ambiente y está al alcance de todos.

Así que ánimo, ¡pon una compostadora en tu vida!

 

Enlaces de referencia:

Wikipedia, Agrohuerto, better homes and gardens

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba