¿Para qué sirve la ortiga? Una planta muy beneficiosa y nada peligrosa

Consideramos que la ortiga necesita recuperar su espacio de planta beneficiosa y abandone de una vez por todas esa imagen que mantiene de maldita, de planta peligrosa por su efecto urticante. Las ortigas han estado consideradas como malas hierbas cuando han aparecido en el huerto o en el jardín, sin embargo, no son pocas las propiedades de la ortiga verde que pueden ser utilizadas para beneficio de la salud.

La ortiga pertenece a la familia de las Urticáceas, abundan con mayor profusión en las zonas templadas y tropicales del planeta. La especie más común y expandida de la hierba de ortiga es la Urtica dioica, que es la que podemos encontrar en un paseo por el campo con mayor frecuencia. Esta es “grosso modo” la descripción de la ortiga, lo que se puede leer en la descripción de ortiga verde Wikipedia, donde encontramos que antiguamente también se la conocía con el nombre de la hierba de los ciegos (por ser capaces de reconocerlas por el tacto), siendo una de las plantas con más aplicaciones medicinales que se conocen.

Planta urticante

Es una planta temida. Aunque la ortiga es comestible, no es una planta que suela ser habitual en las dietas, ya que como su propio nombre indica, su roce quema (urtica). Un efecto que lo produce un veneno inocuo que desprende esta planta al entrar en contacto con la piel. Este picor se produce, más exactamente, por la acción de unos pelillos diminutos existentes en su tallo y también en el envés de sus hojas. Estos pelillos contienen ácido fórmico, que es el producto que produce esa irritación en la piel.

No son pocas las propiedades de la ortiga verde para la salud de las personas. Su uso como planta medicinal se conoce desde hace miles de años, y es que la ortiga contiene vitaminas, minerales, flavonoides, sales minerales y oligoelementos. Estos elementos hacen que nos preguntemos cuáles son los beneficios de la ortiga, siendo una planta recomendada, especialmente, para tratar trastornos digestivos, anemias, reumatismos, problemas en la piel y la astenia.

Beneficios medicinales

Como ya se ha comentado brevemente, la ortiga tiene diferentes usos terapéuticos, los más destacables son los dirigidos a curar las afecciones de la piel, como diurético y depurativo y astringente, pero también como antiinflamatorio y antihistamínico.

Las ortigas tienen propiedades antivirales y antibacterianas, por lo que resultan tremendamente útiles contra los eczemas, la varicela, la psoriasis y otros problemas en la epidermis. Además, combaten de forma eficaz la caída del cabello gracias a su contenido en sílice y azufre. Por este motivo, tienen bastante éxito comercial las mascarillas de ortiga para la cara, siendo también un champú excelente, pues la ortiga es buena para la caspa y proporciona salud al cabello. La mezcla de ortiga y romero para la caída del cabello lleva utilizándose desde tiempo inmemorial. Por todo esto son tan reconocidas las propiedades de la ortiga para el cabello.


Hacer clic aquí para comprar en Amazon

Hacer clic aquí para comprar en Amazon

Hacer clic aquí para comprar en Amazon

Hacer clic aquí para comprar en Amazon

Por otro lado, la ortiga y sus propiedades curativas también incluyen el alivio muscular y articular gracias a sus propiedades antiinflamatorias. Muy eficaces para el tratamiento de enfermedades relacionadas con la inflamación, como la gota, la artritis, la tendinitis, la tensión muscular o las fascitis plantar.

Del mismo modo, por estas propiedades, es una medicina natural muy efectiva para mejorar los problemas de próstata (agrandada o hiperplasia), capaz de disminuir la infección de la zona y previniendo, de este modo, el crecimiento del tejido de la próstata. Cabe preguntarse, por tanto, como se toma la ortiga para la próstata, siendo en forma de infusión de ortiga el método más recomendado.

Más propiedades positivas

Las propiedades para la salud no terminan aquí, también trata las infecciones de vejiga y riñón, debido a sus propiedades diuréticas. La ortiga es un excelente estimulante para lograr una micción frecuente, algo que es muy beneficioso para romper cálculos renales y expulsarlos fuera del organismo mediante la orina.

Otros beneficios de la ortiga para la salud son la mejora de la digestión (reduce la acidez, la flatulencia y el estreñimiento), reduce los niveles de azúcar en la sangre (muy interesante para las personas con diabetes), reduce la fatiga (gracias a su contenido en hierro), combate las alergias (efecto expectorante). También combate el estreñimiento y favorece la producción de leche materna durante la lactancia, sin embargo, no está aconsejada durante el embarazo debido a su efecto diurético.

Buenas también para los cultivos

El uso de esta planta en la agricultura también ha estado muy extendido. Es un excelente repelente de insectos, favoreciendo la activación de las defensas naturales de las plantas. Por otro lado, también se utiliza como abono orgánico, ya que es muy rico en nitratos. Está considerada como un bioestimulante del suelo y activador del compost… Si quieres utilizar esta planta y saber más sobre cómo hacer compost casero solo tienes que hacer clic en el enlace sugerido y accederás a un estupendo artículo sobre este tema

Será el extracto o purín de ortiga lo que se utilice en jardinería o en el huerto para estimular de forma natural las plantas. Esta composición al ser rica en potasio, calcio y nitrógeno tendrá una rápida asimilación por las propias plantas. Además, la ortiga servirá como repelente contra la mosca blanca, pulgones y hongos, ya que fortalece sus defensas. Por último, también estimulará su crecimiento.

Tipos de ortiga

Los expertos coinciden en señalar la existencia de dos tipos de ortigas comunes. Por un lado, la Urtica dioica, la más abundante, también conocida como ortiga mayor u ortiga verde. La descripción de la ortiga verde está caracterizada por los pelos que la conforman y que son loss causantes de la comezón que producen al tocarla, llegan a medir los 150 centímetros de altura. La hoja de ortiga tiene forma ovalada y sus flores crecen en ramos, siendo muy pequeñas. También es conocida con el popular nombre de pringamosa.

Por otro lado, la ortiga menor, en este caso su nombre científico es Urticaurens, alcanza una altura algo menor que su hermana, los 60 centímetros. No es tan urticante, aunque no deja de ser molesto si se refriega por alguna parte del cuerpo. Los científicos aseguran que tiene más propiedades terapéuticas, usándose para contener hemorragias, combatir quemaduras y rebajar problemas reumáticos y vasoconstrictores.

Más información sobre la planta  y cómo consumirla

Como ya se ha comentado, la ortiga es comestible, se puede usar en ensaladas, batidos, purés, sopas, potajes o en tortillas, solo hay que tener la precaución de lavar bien las hojas de ortiga antes de comerlas. Sin embargo, no es este el método habitual que se utiliza para consumirla y recibir sus propiedades. Lo normal es tomarla en forma de infusión.

Para disfrutar del agua de ortiga propiedades basta con añadir al agua muy caliente una cucharada de hojas de ortiga, cubrir la taza y dejarla descansar durante al menos 5 minutos. Después solo habrá que colarla y consumirla. También es posible tomar sus beneficios en forma de pastillas de ortiga, o en aceite de ortiga.

Si se quiere recibir todas las propiedades curativas de la ortiga verde, lo mejor es consumirla fresca, pero en este caso hay que ser muy cuidadoso al manipularla, se deberá esperar al menos 12 horas después de la recolección para tratar sin temor a recibir su quemazón. Una vez eliminado el efecto urticante, se podrá hacer una riquísima sopa de ortiga, un plato muy aromático y tradicional.

La raíz de la ortiga también tiene propiedades, por lo que su consumo puede ser aconsejable en algunos casos. Esta parte de la planta contienen taninos, fitosteroles, polisacáridos y polifenoles, entre otros compuestos saludables. Lo habitual es tomarla rallada o en polvo como condimento de los platos. Lo aconsejable es recoger la planta ortiga del campo, lejos de zonas que hayan sido fumigadas.

Dónde crece la ortiga

A propósito del lugar donde crece la ortiga, cabe reseñar que lo normal es verla sobre suelos húmedos con abundante nitrógeno. Preferiblemente prefieren crecer cerca de los núcleos urbanos, próximas a las viviendas, jardines, bordes de terraplenes, terrenos baldíos y vertederos. Son supervivientes, por lo que se han adaptado muy bien a los terrenos donde habitan los seres humanos. Por si sola la ortiga es beneficiosa para el tipo de suelo que va creando el hombre, ya que soporta bien grandes cantidades de nitratos, saneándolo allá donde crecen.

 

Fuentes; mejorconsalud.as.com, flores.ninja, cuerpomente.com, planetahuerto.es, Wikipedia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba