Los baños de bosque, una práctica necesaria para la salud y el bienestar de las personas

Desde Japón llega el término y la acción conocida como baños de bosque. Desde ecoaldia.com, damos la bienvenida a toda práctica o actividad que repercuta de algún modo en la defensa de los entornos naturales. Si además tiene un efecto positivo en la salud de las personas, mucho mejor. La idea central es muy sencilla, pasear por el interior de los bosques para mejorar el estado de salud de aquellos que los recorren.

Como el propio coautor de uno de los superventas sobre Baños de bosque libro, Alex Geese (junto a Gorka Altuna); Baños de bosque. 50 rutas para sentir la naturaleza, advierte; esta actividad no va de abrazar árboles, caminar descalzos por la hojarasca o bailar alrededor de un fuego. Un baño de bosque no es otra cosa que la experiencia contemplativa, respetuosa y amistosa que logra conectarnos al entorno natural que visitamos a través de las emociones y los sentidos.

Esta actividad, tan sencilla y placentera, ofrece una buena cantidad de beneficios, tanto físicos como psicológicos. Todos aquellos que la practican los reciben, como veremos más adelante.

Baños de bosque, Alex Gesse

El origen de los baños de bosque

El nacimiento de este tipo de terapia curativa nos lleva a Japón. Su nombre original Shinrin Yoku se traduce como “absorber la atmósfera del bosque”. Un nombre romántico que, sin embargo, fue puesto en valor como recurso técnico por agentes forestales en la década de los ochenta. La idea de estos ingenieros no era otra que poner en valor la calidad de los bosques de este país. Bosques que a día de hoy siguen cubriendo una buena parte de su superficie. Nada menos que el 67 %, es decir, casi tres cuartas partes del país.

Con este concepto también se intentaba promover y activar el contacto de la población con la naturaleza. Un contacto que suponía muchos beneficios para unos ciudadanos cada día más estresados y con muchos síntomas de ansiedad y fatiga vinculados a un sistema de vida capitalista y excesivamente esclavizado del trabajo y a la producción.

Situación actual de los baños en los bosques

A día de hoy, todo el mundo conoce sus propiedades y beneficios, que no son pocos. Su interés ha llegado a interrumpir en la agenda de organizaciones de todo el mundo, así como en parques naturales y en cualquier tipo de institución comprometida con la salud. Todos ellos tratan de promover su práctica en los entornos naturales más cercanos.

En Japón, cuna de esta corriente, es ya una práctica plenamente integrada entre sus ciudadanos. Aproximadamente entre uno y dos millones de personas practican el Shinrin-Yoku, según Yoshifumi Miyazaki, uno de los pioneros mundiales sobre el estudio científico de los baños de bosque y autor del libro ‘Shinrin Yoku; Baños curativos del bosque’. Para el sistema de salud japonés, los baños de bosque una propuesta de salud consolidada que se está convirtiendo en un hábito para muchos de sus ciudadanos.

Shinrin-You: La terapia japonesa para promover la salud, la relajación y fortalecer el sistema inmunológico

Qué significa bañarse en el bosque

El éxito del concepto baño en el bosque fue tal que el sistema de salud japonés no dudó en introducirlo en sus propios medios, métodos y recetas para curar a su población. La desconexión y la justa medida del tiempo es algo que se consigue al caminar por los bosques, reduciendo esa sensación de que todo va demasiado rápido.

Los baños de bosque implican el andar sosegado y relajado, sentir la caricia del viento, el olor de las plantas, el sonido de los pájaros y el movimiento de las hojas sobre las ramas. Formar parte del entorno, tocar los árboles, la hierba, el agua de los arroyos, apreciar el reflejo de los haces de luz solar sobre las gotas de rocío… Sentirse con la conciencia plena (al igual que en el mindfulness) del tiempo y del lugar, sin artificios, desórdenes o distracciones.

Es demasiado habitual que se cometa el error de pasear por el bosque solo con la sana intención de hacer algo de ejercicio físico. Esta decisión inhibe de forma inconsciente la esencia del baño en un bosque. También, se dan simples paseos entre árboles con el deseo de aclarar ideas, tomar decisiones pospuestas, concentrarse en un problema para encontrar solución. Aunque suele funcionar y es recomendable, tampoco procura los beneficios que persigue el Shinrin Yoku.

Si eres de los que realmente se preocupan por la naturaleza, seguro que compras con conciencia.
En el consumo responsable comienza el activismo y la lucha por un planeta más verde 
Visita nuestra tienda eco y compra con inteligencia ecológica

Cómo llevar a cabo de forma correcta un baño de bosque

Aunque Alex Gesse (profesional Certificado de Forest Therapy, Guía de Baños de Bosque, Formador y Mentor, co-fundador del Forest Therapy Institute, fundador del Instituto de Baños de Bosque y del Instituto de Baños de Floresta de Portugal) recomienda iniciarse en esta filosofía de la mano de un profesional, no es estrictamente necesario. El trabajo que realizan estos expertos educadores medioambientales es la creación de un entrono que favorezca que los participantes se sientan cómodos y seguros, tanto psicológicamente como físicamente. Un trabajo que también puede hacerse en soledad.

Se trata de un paseo buscando la inmersión total en el entorno natural. Cuanto menos transitado, mejor, recorriéndolo lentamente y con los cinco sentidos. Es fundamental dar de lado cualquier tipo de prisa, no hay que llegar a una meta, recorrer una distancia en un tiempo determinado, ni siquiera esforzarse, cansarse o acometer ningún tipo de ejercicio físico. Se puede tardar toda una tarde en recorrer poco más de un kilómetro. Es fácil y muy sano, así que anímate y disfruta de un baño de bosque, en soledad o acompañado.

Como norma general, cuando lo lleva a cabo un guía, el paseo lo dividen en tres fases bien diferenciadas.

1er paso

Se comienza orientando a la persona a que inicie un despertar de sus sentidos para que se armonice con los ritmos que ofrece la propia naturaleza, iniciando un primer paso de desconexión con el ritmo habitual, estresante y acelerado.

2º paso

Durante esta fase se puede llegar a realizar un buen número de actividades, desde dejarse llevar por el silencio o el suave rumor del viento hasta tocar y sentir la textura de la hierba o las flores. Sentarse a escuchar el sonido de la propia Tierra que, sorprendentemente, puede variar significativamente de una persona a otra.

3er paso

Generalmente, si se va en grupo el paseo se termina creando una puesta en común, escuchando lo que los demás han sentido o experimentado. Si se lleva a cabo en soledad, es útil hacerse esta misma consideración, preguntándose y siendo consciente del momento que ha vivido y cómo lo ha sentido. Como no hay una forma correcta o incorrecta de tener ese contacto con la naturaleza, nada será reprochable,. Cada persona lo hace a su propia manera. La clave común está en dejarse llevar completamente.

Baños de Bosque: Shinrin-Yoku: ejercicios y meditaciones para el bosque (Guía del Bienestar)

Beneficios del Shinrin Yoku

La práctica habitual de Shinrin Yoku fortalece el sistema inmunológico y reduce el estrés, junto a un buen número de males que sufren las personas del siglo XXI, sobre todo los urbanitas. Las emociones negativas, los niveles de ansiedad y estrés, la tensión arterial y la incidencia de infartos disminuyen notablemente.

Como nos recuerda Gorka Altuna, colega de Gesse, «los bosques ya de por sí actúan como infraestructuras de salud a través de los servicios ecosistémicos que nos proveen, como es filtrar la lluvia, depurar el aire (filtrado de partículas contaminantes), absorber dióxido de carbono y liberar oxígeno». Por lo tanto, todo lo que podamos recibir de estos contactos será beneficioso.

Cada vez queda más demostrado que en las terapias de bosque que se dirigen a grupos concretos que sufren de ciertas patologías, el efecto positivo es casi inmediato. En un reciente estudio, entre los que realizaron baños de bosque, se apreció un descenso de la hormona cortisol (principal hormona del estrés y del aumento del azúcar en sangre) del 12,4 %. Así mismo, también la presión sanguínea bajó una media del 1,4 %.

 

El beneficio para el planeta de los baños de bosque

Como se indicaba al principio de este artículo, desde ecoaldia.com nos congratulamos de cualquier iniciativa que contribuya a la mejora de la salud del planeta. Sin lugar a dudas, la actividad de bañarse en el bosque es una excelente fórmula para que las personas conozcan, admitan y entiendan la necesidad de conservar y aumentar el número de bosques y su extensión.

Yoshifumi Miyazaki, uno de los pioneros mundiales del estudio científico de los baños de bosque y autor del libro ‘Shinrin Yoku, asegura que el efecto sanador de los baños de bosque tiene una relación genética con el ser humano.

La especie humana ha pasado el 99,9% de su evolución en ambientes naturales. Esto explica perfectamente por qué fisiológicamente nos sentimos mejor cuando volvemos a ella. Al sincronizar los ritmos íntimos con la naturaleza, se siente algo parecido a volver a casa.

El bosque se transforma, de este modo, en un elemento clave para la salud que no parece importarnos e insistimos en condenarnos junto a él hacia la extinción. De aquí parte una necesidad urgente por amar, respetar, cuidar y fomentar los espacios naturales que nos rodean.

El baño de bosque defiende y cataliza una máxima elemental; lo que es bueno para la salud del hombre lo es también para el planeta.  Sin embargo, es la actividad humana la responsable de la deforestación o la pérdida de bosques y selvas. El hombre se lleva por delante 10 millones de hectáreas cada año, según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura). En definitiva, si peligra el bosque, peligramos todos.

Por este sencillo motivo, nos parece magnífica la actividad del baño en el bosque, que permitirá a algunas personas que se unan a la ducha definitiva entre el bien y el mal, entre la naturaleza y la acción depredadora del hombre.

Fuentes;

La Vanguardia, El País, institutodebañosdebosque.com

Aquí tienes la película completa de Alex Gesse y Claudio Vásquez. Con este documental no te quedará ningún tipo de dudas sobre lo que significa baños de bosque
Si eres de los que realmente se preocupan por la naturaleza, seguro que compras con conciencia.
En el consumo responsable comienza el activismo y la lucha por un planeta más verde 
Visita nuestra tienda eco y compra con inteligencia ecológica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba