Lo que hay que saber sobre la instalación de placas fotovoltaicas en España

Posiblemente, la mayoría de las personas que se preocupan por el medioambiente, y también por su bolsillo, se han planteado dar el paso y saber más sobre la instalación de placas fotovoltaicas para tener la suya propia y obtener energía para su autoconsumo.

Es tendencia global, más aún en un país como España, en el que se dan las condiciones óptimas, con largos días de sol y un aumento constante y abusivo en la factura de la luz por parte de las compañías eléctricas.

Condiciones favorables para la instalación de placas fotovoltaicas

A día de hoy, las circunstancias creadas para desarrollar la energía solar fotovoltaica son muy favorables en términos generales. Aunque esta solución es especialmente popular en los países donde más brilla el sol, como es el caso de España, Italia o Portugal.

Muchas inversiones se han retrasado por culpa de la pandemia, pero las instalaciones ya existentes han funcionado sin contratiempos, proporcionando jugosos beneficios a quienes las pusieron en marcha. La industria energética es fundamental para la economía de cualquier país, por eso el sector fotovoltaico sigue desarrollándose en España a pesar de la pandemia y de algunas leyes absurdas, como el fatídico y absurdo impuesto al sol.

Las energías renovables,  dependen en gran medida, y como cabe suponer, de las condiciones geográficas y climáticas de las zonas donde se ubiquen. España posee unas características muy favorables para el aprovechamiento de la energía solar. La energía fotovoltaica en este país ha alcanzado récords de potencia instalada en los últimos años.

Baste señalar, en este sentido, que en el año 2018 España contaba con una potencia total de 4.714 MW, según los datos aportados por la Red Electrónica de España (REE). Cifra que en el 2019 se logró aumentar en más de 1.100 MW, llegando a los 5.817 MW de capacidad instalados. En la actualidad, España ha superado los 12.000 MW, según los datos que ofrece Red Eléctrica a través de su app RedOs.

Aspectos legales de la instalación fotovoltaica

En los últimos años, la potencia de las instalaciones fotovoltaicas ha aumentado en muchos países europeos. Sin embargo, España sigue a la cabeza en el ranking europeo de instalaciones fotovoltaicas. La producción de energía eléctrica fotovoltaica es totalmente eficiente, tanto en las instalaciones en funcionamiento como en las que se están instalando ahora. Por lo tanto, las numerosas inversiones que se están llevando a cabo hoy en día son muy rentables.

Para llevar a cabo una instalación fotovoltaica se requieren los siguientes permisos y contratos para que esté completamente legalizada;

  1. Diseño del sistema de la instalación
  2. Permiso de acceso y conexión
  3. Licencia de obra e impuestos (ICIO y tasa urbanística)
  4. Autorización administrativa previa y de construcción
  5. Autorización ambiental y de utilidad pública
  6. Certificado de fin de obra
  7. Autorización de explotación (es en industria, residencial no hace falta)
  8. Inspección inicial e inspecciones periódicas
  9. Registro de la instalación de autoconsumo en Industria
  10. Contrato de acceso para la instalación de autoconsumo
  11. estipulación de suministro de energía para servicios auxiliares
  12. Contrato de compensación de excedentes
  13. Regulación de representación

Los permisos necesarios para las instalaciones de paneles solares se dividen en 2 grandes categorías; permisos previos y los posteriores a la instalación. Los anteriores comprenden el diseño del sistema fotovoltaico, permisos de acceso y conexión a la red, licencia de obra e impuestos, autorización administrativa previa y de construcción, y la autorización ambiental y de utilidad pública. Los posteriores incluyen el certificado de fin de obra, la autorización de explotación, la inspección inicial y periódicas y la legalización de la instalación fotovoltaica de autoconsumo.

Si eres de los que realmente se preocupan por la naturaleza, seguro que compras con conciencia.
En el consumo responsable comienza el activismo y la lucha por un planeta más verde 
Visita nuestra tienda eco y compra con inteligencia ecológica

La legalización de una instalación de placas fotovoltaicas

Existen una serie de pasos obligados para legalizar una instalación de placas fotovoltaicas, comenzando por la contratación de un instalador de paneles solares autorizado y quedar registrada en la conserjería de Industria de la Comunidad Autónoma donde se haya realizado, con su boletín eléctrico, declaración responsable correspondiente, etcétera.

Por otro lado, también necesita la validación de Industria, el contrato de acceso a la red para la compensación de excedentes en caso de que los hubiera y la respuesta del consumidor.

Solución ecológica

Una de las principales ventajas de usar una instalación fotovoltaica es que, de este modo, se cuida del medioambiente. Estas instalaciones son más limpias y ecológicas que cualquiera de los métodos tradicionales de generación de energía eléctrica a partir de restos fósiles (carbón, el petróleo, el gas natural…). Por este motivo, cada vez más países invierten en el desarrollo de este sector.

La electricidad producida por una instalación de placas solares fotovoltaicas es una energía, además de limpia y ecológica, sin emisión de gases nocivos, inagotable, con un coste de fabricación, instalación y mantenimiento muy reducido, tanto en la instalación propiamente dicha como en sus procesos de fabricación y uso de materia prima.

En este sentido, cabe mencionar que, al no tener piezas móviles, no se dan roturas ni desgastes, por lo que su duración está garantizada en más de 25 años. Un factor más de respeto al planeta al no generar residuos.

Seguridad de uso

Se puede afirmar con total seguridad que las instalaciones fotovoltaicas que se están montando actualmente son totalmente seguras para todos los usuarios. Las instalaciones con placas solares se caracterizan por un alto nivel de fiabilidad, siendo esto una causa más del incremento de estas estructuras en todo el territorio nacional y en el resto del mundo. Además, las instalaciones fotovoltaicas no generan problemas de ruido excesivo, por lo que se pueden utilizar en distintos entornos, tanto residenciales como industriales.

Aunque sí que cabría tomar ciertas precauciones en relación a su instalación, ya que una sección mal efectuada en su sistema de montaje podría causar daños en la estructura y disminuir su longevidad.

Facilidad de uso

Las instalaciones fotovoltaicas son sistemas que son muy sencillas de manejar, ya que no requieren casi mantenimiento, ni vigilancia. Por lo tanto, la fase más importante de todo el proceso es la instalación, que debe llevarse a cabo por profesionales con certificación instalador fotovoltaico. Una vez que se haya llevado a cabo la instalación y un acuerdo de mantenimiento, el uso es intuitivo y muy sencillo.

El coste de una instalación de placas fotovoltaicas

Cabe preguntarse, en todo caso, si es rentable instalar placas fotovoltaicas. Cuánto cuesta una instalación fotovoltaica es una de las preguntas más recurrente por los interesados. También es interesante saber cuanto tiempo tarda en costearse la inversión y cuánto dinero se ahorrará una vez pagada la instalación.

Como respuesta general, la respuesta es sí, es una inversión segura y rentable. Si las posibilidades económicas del interesado no permiten adquirir una instalación fotovoltaica, merece la pena solicitar en los mejores préstamos personales la cantidad necesaria para poder cumplir con el objetivo de ser energéticamente autosuficiente y, si es posible, volcar energía sobrante a la red eléctrica y recibir dinero por ello.

Según las características de la vivienda, el número de habitantes y sus costumbres, se instalará un tipo u otro de infraestructura fotovoltaica. Estas pueden variar para una vivienda familiar entre los 0,8 y los 1,5 euros por kW/h de consumo anual. Esto supone, aproximadamente, que para un inmueble con un consumo medio de 6.000 kW/h la instalación puede llegar a costar entre 4.000 y 7000 euros.

 

Energía solar de concentración

Por último, cabe destacar la energía solar de concentración como una de las tecnologías más modernas asociadas a la energía fotovoltaica. España fue uno de los primeros países del mundo en empezar a utilizar esta solución tan ventajosa. Las centrales eléctricas de este tipo ofrecen numerosos beneficios. Por ejemplo, son capaces de generar electricidad durante todo el día, lo cual es fundamental para la economía de una familia, empresa e incluso de cualquier país.

Por otro lado, la energía solar de concentración podría evitar que se liberasen cerca de 20 mil millones de toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera durante los próximos 30 años.

Fuentes

Otovo.es, aprean.com. audiolis.com

Si eres de los que realmente se preocupan por la naturaleza, seguro que compras con conciencia.
En el consumo responsable comienza el activismo y la lucha por un planeta más verde 
Visita nuestra tienda eco y compra con inteligencia ecológica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba