¿Qué es la permacultura? Principios básicos de una filosofía para cultivar que respeta a la naturaleza

Conviene saber qué es la permacultura para poner en práctica una fórmula productiva que contrarreste los perjuicios que produce la agricultura intensiva.

La actual forma de cultivar alimentos forma parte de los grandes problemas que azotan al medio ambiente. La contaminación del agua causada por este modelo productivo afecta a miles de millones de personas, generando costes anuales de miles de millones de dólares.

Desgraciadamente, la contaminación del agua por malas prácticas agrícolas, insostenibles y nada respetuosas con el entorno, plantea una grave amenaza para la salud humana y los ecosistemas del planeta. Este es un problema que subestiman constantemente tanto los responsables de las políticas como los propios agricultores…

Qué es la permacultura y por qué es una de las soluciones a la contaminación

Como ya se ha comentado, a pesar de lo que pudiera parecer en un principio, en numerosos países, la mayor parte de los elementos que contaminan el agua proviene de la agricultura, por encima de la industria o de las ciudades. A nivel mundial, el contaminante más abundante de los acuíferos son los nitratos que la actividad agrícola utiliza para sus cultivos.

La rueda que supone el absurdo del crecimiento sin control, representa la necesidad de más alimento para cubrir las necesidades de una población que aumenta constantemente. Esto da como resultado algo tan sencillo como que cada día habrá menos agua limpia en los ecosistemas.

Una de las fórmulas para evitar el vertido de grandes cantidades de agroquímicos, materia orgánica, sales, sedimentos… contaminantes, en definitiva, es cambiar el modelo productivo agrícola hacia uno sostenible y respetuoso con los entornos naturales, como la permacultura.

Se define la permacultura como el diseño consciente y el mantenimiento de ecosistemas agrícolas productivos, los cuales tienen la diversidad, estabilidad y resistencia de los ecosistemas naturales. Es la integración armónica del paisaje y la gente produciendo comida, energía, cobijo y otras necesidades y materiales de una manera sostenible«

Se entiende un hábitat diseñado según los principios de la permacultura como un sistema donde entra la vida de los seres humanos de una manera respetuosa y beneficiosa con la de los animales y las plantas, proveyendo las necesidades de todos, equitativamente.

 

Cuál es la base de los diseños de permacultura

Cuando se entiende qué es la permacultura cabe aclarar que es en el diseño de estos sistemas agrícolas donde se localiza la verdadera importancia de esta fórmula respetuosa con la naturaleza, altamente productiva.

En ellos se aplican ideas y conocimientos integradores de la teoría de sistemas, conceptos de biocibernética y ecología profunda. Una atención que no solo se dirige hacia los elementos que la conforman, sino también hacia las relaciones entre estos elementos y un óptimo uso para la creación de una producción permanente.

Fue en los últimos años de la década de los 70 cuando se acuñó el concepto de permacultura, un sistema productivo de alimentos que toma elementos de la agricultura moderna y también de la tradicional. Un diseño de permacultura está bien organizado cuando optimiza el rendimiento y reduce el consumo de elementos del exterior, mejorando al mismo tiempo la calidad del suelo y protegiendo la biodiversidad autóctona del lugar donde se ubica.

La mezcla como fundamento del diseño permacultura

Para responder a la pregunta qué es la permacultura, hay que saber que sigue la escuela o la senda de la economía circular, mezclando diferentes estilos organizativos naturales manipulados o dirigidos por el hombre.

De este modo, el huerto permacultura integra en sus diseños elementos de los sistemas agroforestales, como los cultivos en franjas, la protección contra el viento o la agricultura de bosques, entre otros. También utiliza factores de la agricultura de la conservación, como los árboles fertilizantes, la ausencia de compactación de los suelos o el uso de cubiertas naturales y permanentes del suelo.

Por otro lado, hace uso de la agricultura orgánica, como son los insumos orgánicos y el reciclaje de nutrientes, y de la agricultura tradicional, como la infiltración del agua de lluvia.

La permacultura es holística en sí misma, ya que restaura el daño que se causan a los sistemas naturales al mismo tiempo que gestiona los recursos de manera sostenible para beneficio mutuo, tanto para la especie humana como para la naturaleza. Es un sistema que trata de trabajar con la naturaleza, no en contra de ella en una constante mezcla de recursos, procesos y productos…

Si eres de los que realmente se preocupan por la naturaleza, seguro que compras con conciencia.
En el consumo responsable comienza el activismo y la lucha por un planeta más verde 
Visita nuestra tienda eco y compra con inteligencia ecológica

La permacultura actual

Fueron los australianos, David Holmgren y Bill Mollison, los que imprimieron al concepto de diseño de permacultura un carácter sistemático, entendiéndola como una filosofía de trabajo con los entornos naturales y la naturaleza misma. Un ejercicio de observación reflexiva, prolongada y en referencia a una actividad de diseño de paisajes que tratan de emular los patrones y las relaciones que se dan en los ecosistemas naturales.

Los principios de diseño sostenible actuales se extraen de los textos redactados por Holmgren. Son estructuras de cultivo que se aplican con éxito en los procesos que se llevan a cabo para crear huertos de permacultura ecoeficientes y, por lo tanto, respetuosos con el planeta.

Estos son los pilares sobre los que se sustenta su método.

1.       Observación e interactuación

La observación de la naturaleza es el primer paso lógico para entender los elementos que componen e interactúan, aprender sus procesos y optimizar sus resultados cuando se actúe sobre el sistema. Es vital no tener prisa en este sentido, el compromiso que se adquiere con la naturaleza obliga a seguir sus ritmos, con esta particular vigilancia se pueden diseñar los esquemas que mejor se adapten a cada situación.

Con el objetivo de entender y aprender de los elementos que componen un sistema determinado en es que se está trabajando se debe enfocar la atención y la observación. Una vez conseguido este propósito, se actuará sobre él.

2.       La captura y el almacenamiento de los recursos

Con el sistema de permacultura se desarrollan diseños aptos para almacenar recursos cuando estos llegan a ser abundantes, para usarlos a posteriori en momentos de escasez o necesidad. Una estrategia nacida de los conceptos básicos de la economía circular que respeta, a su vez, los ciclos biológicos.

Esta revolución verde apareció hace unos años, asentándose en una sostenibilidad asociada a métodos pasivos, evitando injerencias que transformen el funcionamiento de los ecosistemas naturales y que tienen como objetivo alcanzar una eficiencia óptima. Por lo tanto, se debería responder a la pregunta; ¿cómo entregar la mejor solución posible utilizando la menor cantidad de recursos disponibles?

3.       La obtención del rendimiento

Con una buen diseño y organización será posible obtener productos inmediatos que permitan sostener el proyecto. Estos sistemas deberán garantizar la sostenibilidad de la comunidad, midiendo la productividad obtenida según el esfuerzo realizado. El agricultor de permacultura deberá asegurarse de recibir recompensas que sean realmente útiles por el trabajo que se está llevando a cabo.

4.       La autorregulación y la retroalimentación, aplicación y aceptación

El buen agricultor que quiera dedicarse a la permacultura deberá dar de lado cualquier actividad que se considere inapropiada o fuera del diseño planteado. El objetivo es asegurar que estos sistemas continúen funcionando de manera correcta.

Afortunadamente, se tiene al mejor maestro de todos para saber que es lo apropiado o lo incorrecto, el propio planeta Tierra. Es nuestro querido planeta el mejor ejemplo de organismo vivo que se autorregula y se somete voluntariamente a controles de retroalimentación, como puede ser el actual calentamiento global.

Basta con la simple observación para entender que una retroalimentación negativa tarda en hacerse visible, así como sus repercusiones.

5.       La valoración y el uso de los recursos y los servicios renovables

Como norma general, cuando se hace un mejor uso de la abundancia que proporciona la naturaleza, se hace posible reducir el comportamiento consumista habitual en las sociedades humanas. Así mismo, se limita la dependencia de los recursos no renovables.

Para el buen funcionamiento de un huerto permacultura, las mejores opciones para hacer funcionar los distintos proyectos son la energía solar, la eólica, la geotérmica, la biomasa, la hidráulica y los biocombustibles. En definitiva, cualquiera de las energías renovables disponibles será considerada como aliada de este tipo de agricultura regenerativa.

En este mismo sentido, se deberán utilizar todo lo que se consideren materiales renovables, como el corcho, el adobe, la paja, el bambú… la naturaleza provee de innumerables elementos sumamente útiles si se usan bien. La madera producida en estos cultivos con el uso de técnicas forestales sostenibles es, posiblemente, el mejor recurso.

6.       Cero desperdicios en la producción

Uno de los objetivos de este tipo de sistemas es lograr que nada se desperdicie, valorar y hacer uso de todos los recursos que se tengan a disposición. Hay que cambiar la tendencia habitual de malgastar los recursos cuando estos abundan. Los materiales producidos de forma natural, como mínimo serán útiles para la creación de compost. Haz clic aquí para saber cómo hacer compost casero y tener éxito.

Si eres de los que realmente se preocupan por la naturaleza, seguro que compras con conciencia.
En el consumo responsable comienza el activismo y la lucha por un planeta más verde 
Visita nuestra tienda eco y compra con inteligencia ecológica

7.       Diseño 360. Desde los detalles hasta los patrones

En perspectiva, se deben observar los patrones que crea la naturaleza y los de la especie humana en la sociedad. Ambos podrán ser los pilares de los diseños, añadiendo detalles según se vayan dando pasos.

8.       Integración por encima de la segregación y comunicación

Tan simple como colocar los elementos correctos en el lugar más apropiado para que se desarrollen relaciones mutuas y se apoyen entre ellos. El trabajo en conjunto permite llegar a un resultado adecuado con un menor esfuerzo, ya que se hace posible compartir estrategias, comparar puntos de vista y cuestionar las ideas propias. Con esta práctica se evita llevar a cabo procesos de manera individual, alargándose los resultados, con una menor efectividad y cometiendo más errores.

9.       Las soluciones con calma y a pequeña escala

Está demostrado que los sistemas pequeños y lentos son más fáciles de manejar y mantener que los grandes. Con tranquilidad y controlando el proceso en su esencia se hace un mejor uso de los recursos locales, produciendo resultados más sostenibles. Es fácil observar que cuanto más grande son los espacios de trabajo y las infraestructuras, más recursos requieren, los procesos se complican y se invierte más energía para mantenerlos y evitar su colapso o deterioro.

10.   El valor de la diversidad

La diversidad reduce la vulnerabilidad frente a una amplia variedad de amenazas. Además, optimiza el aprovechamiento de los recursos que la naturaleza ofrece del medio ambiente en el que habita. La diversificación asegura las producciones ante las posibles alteraciones o variaciones del entorno.

11.   Especial atención a los espacios de intercambio

En los espacios intermedios es donde suelen ocurrir los eventos más interesantes, los cambios y adaptaciones que producen mejoras. Generalmente, estos son los elementos más valiosos, diversos y productivos en un sistema de permacultura.

 

12.   La creatividad, la mejor herramienta para usar los cambios

Es posible generar impactos positivos sobre los inevitables cambios que han de llegar solo con la observación paciente y cuidadosa del desarrollo de los diseños e interviniendo justo en el momento preciso. Desarrollar creativamente a partir de ese instante lo que se quiere o se busca. Y es que la visión global y particular de estos sistemas va más allá de la contemplación de las cosas tal y como son, también es fundamental saber ver cómo serán en el futuro. Es importante comprender el cambio más allá de una proyección lineal.

¿Te ha parecido interesante? ¿Quieres poner en práctica este tipo de cultivos ecológicos en tu  campo o parcela? Completa esta información con  los libros recomendados por ecoaldia de permacultura en Amazon
Permacultura práctica: Para tu terreno, tu comunidad y todo el planeta: 24 (Guías para la Fertilidad de la Tierra)
Permacultura Esencial
Cómo poner en marcha tu huerto de permacultura: Yo paso a la acción
Permacultura: Principios y senderos más allá de la sustentabilidad
Para finalizar un video de permacultura que pensamos sintetiza a la perfección en que consiste esta filosofía
Si eres de los que realmente se preocupan por la naturaleza, seguro que compras con conciencia.
En el consumo responsable comienza el activismo y la lucha por un planeta más verde 
Visita nuestra tienda eco y compra con inteligencia ecológica

Fuentes; 
Cambio permanente (Video), ecointeligencia.com, rinconesdelatlántico, 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba