Herramientas para un huerto casero

Se extiende la idea de producir los propios alimentos para comer con más salud, y tener un contacto real y directo con la propia naturaleza. La necesidad de tener herramientas para un huerto casero es una realidad que se tratará en este artículo.

¿Por qué son necesarios los huertos caseros?

La calidad de los alimentos que tomamos se vuelve cada día más importante. La información que nos llega sobre aquellos productos que compramos en las cadenas de supermercados nos advierte de la enorme cantidad de productos agroquímicos que se utilizan para maximizar las cosechas.

Los pesticidas, abonos químicos, herbicidas, hormonas, antibióticos y demás productos de síntesis producen cambios profundos en los alimentos que se trasladan de una forma más o menos perjudicial al organismo humano cuando se ingieren. La única forma de evitar esto es comprando productos orgánicos o cultivándolos uno mismo, es decir, con el espacio y las herramientas para crear un huerto casero.

Por regla general, cuando se quiere consumir alimentos, con categoría ecológica, los precios se disparan y, también, hay mucha letra pequeña que no informan de toda la verdad o, directamente, nos mienten en sus etiquetados.

La mejor forma de acertar cuando queremos alimentarnos con productos realmente naturales es, como decimos, haciéndolos crecer nosotros mismos o contando con un proveedor de confianza.

Pero, tener un huerto en casa produce en sus propietarios más beneficios que los meramente saludables por ingerir alimentos sin elementos tóxicos. Entre otros efectos, merece destacarse el efecto sedante y relajante que produce en la mente, pues logra que esta se desconecte de los problemas cotidianos. También procura cierto ejercicio físico, amplia conocimientos y también ofrece un contacto directo con la naturaleza y, por tanto, con el interior de uno mismo.

Aprendamos un poco sobre los huertos caseros y sobre cómo tener uno en casa.

 

¿Cuáles son las herramientas para un huerto casero ?

Según las dimensiones y la ubicación del huerto que hayamos decidido para trabajar nuestra huerta casera, será necesario unas herramientas u otras. No es lo mismo, ni necesita los mismos útiles, un huerto en el suelo que sobre una mesa de cultivo que tengamos en alto.

En cualquier caso, estas son las más recomendables en líneas generales.

Las de mango largo

En este grupo se encuentran agrupadas las palas, las azadas y los rastrillos

Las palas

  1. De pala plana, útiles para cortar y puntear el suelo cuando aún está blando, para cavar elagujero donde se plantará el árbol, por ejemplo.
  2. De punta, para suelos más duros, por acabar en punta permite romper la tierra con más facilidad.
  3. De pala ancha, la que mejor nos viene para cargar y descargar la tierra, el estiércol…
  4. De dientes, es la que se utiliza para remover y airear la tierra, el compost y el estiércol, así como para recoger restos vegetales.

 

Las azadas

La azada está compuesta por una lámina en el borde frontal y es cortante, posee filo a un solo lado, y tiene un mango largo para sujetarla. Se emplea para cavar y remover tierras previamente roturadas.

  1. Azadón Dego: Es la más popular y utilizada. Posee una cabeza fuerte y una amplia forma de hoja delta.
  2. Azada colineal: De hoja estrec
  3. ha y cortante. Se usa para cortar las malas hierbas de una manera rápida. Sus hojas son muy filosas, por lo que corta las hierbas sobre la superficie con un simple barrido.
  4. Azada holandesa: Su diseño permite que se empuje en el suelo para cortar las malas hierbas bajo la superficie. Su cabeza es un lazo de metal plano.
  5. Azadas estribos: Especialmente diseñadas con una cuchilla de doble filo que se dobla alrededor para formar un estribo como rectángulo unido a la manija. Las malas hierbas se cortan justo por debajo de la superficie del suelo. El ancho de la hoja oscila entre tres y siete pulgadas.

Los rastrillos

Útil especializado en la rotura de la costra superficial para sacar terrones, preparar la cama de siembra y cubrir las semillas, así como para arrancar y recoger las hierbas que crecen de manera espontánea una vez se han extraído de la tierra.

Los más comunes son los rastrillos de jardín y los de césped. Los primeros se usan para girar y esparcir el suelo, tienen cabezas bastante largas y rectas y púas cortas y rígidas. Están diseñados para trabajos pesados, como romper suelo y crear hileras de siembra. Lo segundos pueden mover varios escombros del jardín, aparte de las hojas, tienen púas metálicas delgadas, con un poco de flexibilidad para moverse sobre terrenos irregulares.

También existen los rastrillos de paja, de paisaje de asfalto y de mano.

Las herramientas de mano

Cuando se trabajan en espacios reducidos o el trabajo es más delicado, como suelen ser los casos de los huertos caseros y urbanos, estas herramientas son las más utilizadas.

Pala de jardín o de punta

Usadas para quitar las plantas no deseadas,
remover la tierra antes de regar, trasplantar, aporcar…

Rastrillo de mano

Pequeño rastrillo usado para arrancar malas hierbas,
plantas espontáneas, remover y airear el suelo y también para
cubrir las semillas en época de siembra.

Desmalezador

Para eliminar o retirar hierbas no deseadas.

Azada de mano

Pequeña azada que se usa para mover el sustrato, el suelo, las capas endurecidas cercanas a la planta, arrancar plantas no deseadas, mover fácilmente pequeñas cantidades de tierra…

Tijera de podar

Para trabajar con plantas pequeñas,
medianas y
ramas tiernasTambién se podrán usar para

cosechar algunas hortalizas o frutos.

La regadera
Con este objeto, simularemos el riego como si fuera lluvia,
con lo que no se dañarán los almácigos y cultivos recientes.

Pulverizador

Permite aplicar mediante spray cualquier preparado o producto para controlar plagas y enfermedades, fertilizantes foliares o cualquier tratamiento de aplicación foliar.

Los tutores

Para poder educar el crecimiento de algunas plantas durante algún momento en su crecimiento se necesita de este tipo de guías que les marquen el camino para enramarse (alubias, guisantes, habas…) o sostener el propio peso o el de sus frutos (tomates).

La carretilla

Para finalizar con este listado de herramientas para un huerto casero no se puede dejar atrás la popular carretilla de mano. Si los espacios disponibles lo permiten o lo exigen, con la carretilla se podrán realizar movimientos de tierra de gran tamaño, estiércol, compost, abono…

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba