Cuál es el paisaje más bonito del mundo. Primera parte

Enamorados como estamos de un planeta tan hermoso como el nuestro, con seguridad nos habremos preguntado en más de una ocasión cuál será el paisaje más bonito del mundo. Hemos querido dar respuesta a esta fascinante pregunta con un listado de los mejores paisajes del mundo y entre todos los lectores que nos siguen elegir cuál de todos ellos merece ocupar la primera posición.

Hemos de admitir que al iniciar esta investigación no sabemos con certeza cuántos lugares van a formar parte de esta lista, ya que la rabiosa belleza de nuestro planeta nos desborda por numerosos rincones. La elección es complicada y abundante, tantos lugares podríamos elegir que no terminaríamos nunca esta lista de paisajes naturales espectaculares, de esos en los que sería fácil sufrir el síndrome de Stendhal y caer desplomados en cualquier momento.

Dónde estará el paisaje más bonito del mundo. La lista

En cualquier caso, la siguiente lista puede llevar el sobrenombre de los mejores paisajes naturales del mundo. Un listado que va a merecer la pena conocer y añadir al propio catálogo de destinos que cada todos guardamos en la mente y en el corazón.

Sin más dilación vamos a conocer los lugares más bonitos del mundo. Espacios que la naturaleza tiene reservado para nosotros en cualquier rincón de este maravilloso planeta. Como siempre decimos en ecoaldía, debemos conocer nuestro mundo para amarlo y protegerlo.

1.      Lago Moraine, en Alberta (Canadá). Una de las imágenes de naturaleza más impresionante y clásica

Elegimos este primer entorno para nuestra lista de los lugares más hermosos del mundo por representar una de esas idílicas imágenes de la naturaleza impresionantes que todos hemos querido visitar alguna vez. Montañas nevadas, bosques espesos y lagos azules, limpios y puros procedentes del agua del deshielo.

Esta belleza natural se localiza en el Valle de los 10 Picos en pleno Parque Nacional de Banff en Alberta, Canadá. Un lago que se alimenta del agua que va dejando caer el glacial de las montañas de alrededor, por eso tiene este color azul tan penetrante. Un color que se produce por la refracción de la luz que produce el polvo de las rocas que llegan hasta aquí transportado por el agua.

2.      Antelope Cnyon, en Page, condado de Colomino, (EEUU). Cuando la tierra juega con las formas y la luz

Esta maravilla natural se localiza al oeste de los Estados Unidos. En la reserva india de los navajos, en el desierto de Arizona, encontramos un rincón que parecería sobrenatural, como creado por arte de magia o por un artista loco y divino. Se trata de dos cañones diferenciados por su altura, pero ambos pueden ser visitados; el Lower (bajo el suelo) y el upper (a nivel del suelo).

Esta formación geológica se ha ido formando durante miles de años por un proceso de erosión por agua conocido como epigénesis. El resultado es de una belleza deslumbrante. La combinación de los haces de rayos solares colándose por entre las grietas de las rocas rojas y redondeadas dejan embelesado a todo el que la visita. En época de lluvias, las estrechas calles de estos desfiladeros se convierten en ríos y cascadas que se dejan caer por las paredes, horadando aún más su estructura.

Si eres de los que realmente se preocupan por la naturaleza, seguro que compras con conciencia.
En el consumo responsable comienza el activismo y la lucha por un planeta más verde 
Visita nuestra tienda eco y compra con inteligencia ecológica

3.      Halong bay, en Quang Ninh (Vietnam). Cuando los dragones aún volaban sobre la Tierra

La fabulosa estructura que nos espera en la bahía de Halong nos trasportará a la mitología oriental. La leyenda de la zona asegura que el emperador de Jade envío dragones celestiales para que el pueblo ganara su batalla contra los extranjeros invasores. Estos dragones escupían jades y joyas que transformaron este lugar en lo que hoy es, un conjunto de esbeltas montañas o islotes repartidos por la bahía.

Se localiza al noroeste de Vietnam y está considerado como el mayor atractivo turístico del país. Se extiende por más de 1.500 kilómetros toda una serie de sorprendentes formaciones de roca caliza, creando cuevas, montañas y playas maravillosas. Su singularidad y belleza la han hecho merecedora de formar parte en una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo, y lógicamente, también, ser declarada como Patrimonio Común de la Humanidad por la Unesco en 1994.

4.      El Salar de Uyuni, en la provincia de Daniel Campos (Bolivia). El espejo más grande del mundo

Todo el que pase por este lugar se preguntará si realmente existe, aun paseando por él. Dentro de los paisajes naturales extraordinarios del mundo, este encabeza la sección de los más fascinantes, ya que se trata del mayor desierto de sal continuo y alto del mundo. Son los restos de un lago seco con una extensión de más de 12.000 kilómetros que variará de forma radical según la época en la que se visite.

Entre mayo y noviembre, cuando apenas llueve, nos encontraremos ante un mar blanco, infinito, de sales, litio, boro, potasio, sulfatos de sodio, carbonatos y ulexita o piedra televisión. Sin perspectiva alguna, la sensación que invade al turista que camina sobre este salar es indescriptible. Si se visita en los meses de enero y febrero, cuando este desierto ha recibido algunas lluvias, entonces se tendrá la oportunidad de caminar sobre el espejo más grande del mundo, pues el suelo cubierto por una capa de agua se mantiene manso, inmóvil, reflejando el cielo. Un verdadero espectáculo que no se olvidará jamás.

5.      El Gran Cañón del Colorado, en Arizona (Estados Unidos). Un enorme plató de cine

Posiblemente no sea el paisaje más bonito del mundo, pero no se aleja del concepto de maravilla natural por sus enormes dimensiones, su agreste configuración y por ser parte protagonista de numerosas películas del western americano. No lo es porque estamos habituados a verlo en la gran pantalla, pero, sin lugar a dudas, no deja de ser un fabuloso espectáculo rocoso.

El Gran cañón es una escarpada garganta que ha sido excavada durante miles de años por el río Colorado, ofreciendo vistas increíbles, sobre todo en sus ocasos sobre el desierto de Arizona. Por si su simple visita no mereciera la pena, en la reserva de Hualapai se tiene la oportunidad de caminar por el Skywalk. Esta pasarela, no apto para personas con vértigo, tiene el suelo de cristal y se encuentra suspendida sobre el vacío a nada menos que 1200 metros de altitud. Se localiza al fondo del cañón para ofrecer una impresionante perspectiva del Cañón.

6.      Los Tsingy, en la región de Melaky (Madagascar). El paisaje más bonito del mundo por su formación rocosa

Si se tratase de extrañas formaciones rocosas, sin lugar a dudas, ya tendríamos un vencedor al título de El paisaje más bonito del mundo. Junto a Antelope Canyon norteamericano, la Capadocia en Turquía o la calzada de los Gigantes en Irlanda del Norte, estas mesetas cársticas merecen por mérito propio permanecer entre los más fascinantes. La erosión de millones de años ha creado un paisaje irreal, enigmático, de cientos de miles de agujas de roca que apuntan hacia el cielo, y que se extienden hasta donde alcanza la vista. Estos picos junto a un sinfín de cavernas, fisuras de piedra, cuevas, estrechos pasillos… hace realmente complicado caminar por aquí. Y es que Tsingy, en idioma local (lengua malpache), significa “el lugar donde no se puede andar descalzo”.

Existen dos tipos de Tsingys (rojos y grises) que de la misma forma han ido erosionándose a través de los años. Los grises se localizan en el Parque Nacional de Bemaraha, habitado por lémures. Por su parte, los rojos se ubican en la Reserva Natural de Ankarana, adquiriendo este color por la unión de la arena (roja) y el dióxido de carbono. Ambos espacios son particularmente hermosos y extraños, complicados e inolvidables.

7.      El Glaciar Perito Moreno, en la Patagonia (Argentina). Donde el hielo avanza y cae en precipicio

Imagine una inmensa lengua de hielo, que avanza constantemente empujada por las nevadas continuas que recibe en su nacimiento. Imagine que termina en un precipicio y en su intento por avanzar cae en mil pedazos cada cierto tiempo entre un tremendo estruendo y levantar de aguas y espuma. El pantano, profundamente azul donde desemboca se mantiene puro por su constante aporte. Un entorno de una magnificencia imponente la que forma de infinita lengua blanca extendiéndose tras la enorme muralla de hielo.

El glaciar Perito Moreno se encuentra dentro del Parque Nacional de los Glaciares a 80 kilómetros de Calafate y presenta un espacio único para su contemplación. Justo en frente del final de este glaciar, de 5 kilómetros de ancho y una profundidad de 179 metros, aunque solo 80 sean visibles, se ofrece un lugar para que el turista pueda contemplarlo en toda su esencia. De este modo, se convierte el glaciar de 250 kilómetros de superficie en el único con unas características ideales para su observación.

8.      Las dunas de Sossilvlei, en el parque nacional de Namib-Naukluft (Namibia). Tsunamis de arena roja

En Namib, el desierto más antiguo de La Tierra, se localizan las dunas de Sossusvlei, un paraje que se presta a la inmovilidad, a la permanencia en el más completo estado de quietud. No en vano en desiertos como este, gente como Mahoma, Jesucristo o el mismísimo Paul Muad´Dib salieron consagrados para sus místicos propósitos.

En este desierto sorprenden sus pequeñas lagunas de agua y sus impresionantes y gigantescas dunas. Montañas de arena rojiza que superan fácilmente los 300 metros de altura. Auténticos tsunamis de arena como rascacielos de 60 pisos de altura que hacen que forme parte de uno de los paisajes naturales extraordinarios que se distribuyen por el planeta. En este desierto, de unas dimensiones cercanas a los 50.000 km2, se pueden encontrar, ocasionalmente, algunas piscinas pasajeras que produce el paso del río Tsauchab, solo en la época de lluvias.

9.      Las cataratas de Iguazú, entre Argentina y Brasil. Uno de los mejores paisajes del mundo por caída de agua

Estas espectaculares cataratas también están incluidas en la lista de las siete maravillas naturales del mundo. Se localiza entre el estado de Paraná en Brasil y la provincia de Misiones en Argentina, dentro del Parque Natural de Iguazú. Para aquel que ame las caídas de agua, su voto a El paisaje más bonito del mundo irá para este lugar.

Nada menos que 275 de estos saltos conforman las Cataratas de Iguazú, siendo la más alta de 80 metros, la cual se localiza en la Garganta del Diablo. Es este el centro turístico y el lugar desde donde se puede disfrutar de este entorno a tan solo 50 metros de las mayores cascadas. Y es que existen unas pasarelas que permiten este acercamiento sin riesgo desde Puerto Canoas.

10.  Aogashima, en Tokio (Japón). La verdadera isla del Mundo Perdido

Parece esta estructura natural una obra creada a conciencia, inexpugnable en mitad del mar. Con una superficie de apenas 6.000 kilómetros no posee accesos a su interior, no hay playas, ni puertos naturales, nada, solo un enorme acantilado que la rodea por completo.

Esta isla de apenas 198 habitantes está completamente aislada, por lo tanto, se mantiene paradisiaca. Solo se puede acceder con un helicóptero o en barco. Su forma es única en el mundo, cerrada en círculo por montañas al interior que son acantilados por el exterior. Por este motivo, no es de extrañar que se la considere la verdadera isla de El Mundo Perdido, novela del escritor escocés Arthur Conan Doyle.

 

La búsqueda del paisaje más bonito del mundo continúa

Hasta aquí la primera parte de este proyecto en el que tratamos de localizar cuál es el paisaje más bonito del mundo. Nuestros lectores ya pueden ir decidiendo entre los lugares mencionados y dejar en los comentarios cuál ha sido su elección. Por nuestra parte, nos ponemos manos a la obra para dar continuidad a esta lista y en breve publicaremos los siguientes 10.

No hay que olvidar que se dan a conocer estos entornos con la intención de que si se visitan, el tratamiento que reciban sea el más respetuoso posible. La belleza de estos espacios es incuestionables y para que esto siga así, no pueden ser visitados sin colaborar en su preservación.

En nuestra página de videos de la naturaleza vas a poder disfrutar de algunos de estos candidatos y muchos otros más.

Si eres de los que realmente se preocupan por la naturaleza, seguro que compras con conciencia.
En el consumo responsable comienza el activismo y la lucha por un planeta más verde 
Visita nuestra tienda eco y compra con inteligencia ecológica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba