Descubriendo el bosque de cobre en Málaga

En demasiadas ocasiones pasamos por alto verdaderos tesoros naturales que perviven dentro de las fronteras españolas. Solemos pensar que la belleza en entornos ecológicos se encuentra en lugares lejanos y exóticos. Sin embargo, muy cerca, en pleno valle del Genal en Málaga, existe el espectacular bosque del cobre que, ahora, en otoño, es cuando extiende todo su esplendor y por el que recibe este poético nombre.

El bosque del cobre lo conforma un enorme castañar con senderos que conectan pueblos blancos de singular belleza, una exquisita gastronomía y unos paisajes naturales que parecen extraídos de cuentos de leyenda. Este entorno evocador se localiza en el valle del Genal, al suroeste de la provincia de Málaga, al norte de la popular Costa del Sol.

Rutas de senderismo en el bosque del cobre

No hay lugar a dudas, para conocer y disfrutar de este entorno insólito, lo más acertado es calzarse unas botas de trekking y realizar alguna de las rutas de senderismo valle del genal que ofrece esta zona.

Lógicamente, es en otoño cuando las hojas de los castaños cubren el suelo, el mejor momento para internarse en este mágico bosque, preferiblemente entre la segunda quincena de noviembre y la primera de diciembre.

Estas rutas de castaños valle del Genal pueden dar comienzo en cualquiera de los 15 municipios que se reparten por toda esta zona de alto valor ecológico y medio ambiental. Entre todos ellos no suman más de 7000 habitantes, por lo que la tranquilidad del entorno y la amabilidad de sus gentes se suman al atractivo natural que se viene buscando.
Una paz que se ve menguada en los sábados, y sobre todo los domingos, en los que un flujo incesante de turistas amantes de la naturaleza, confluyen en la zona para disfrutar de este entorno.

Son mayoritariamente familias con niños pequeños, muy respetuosos con la naturaleza, que quieren que sus hijos hereden esta fascinación y amor por el bosque.

Es a finales del otoño y a principios del invierno cuando el turismo crece, ya que este es el momento en el que estos cerca de 500 kilómetros de bosques presenta su fabuloso estallido cromático.

Caminar entre un mar de hojas que envuelven los caminos y colinas de los más variados tonos de colores nos hace sentir ligeramente y maravillosamente aturdidos. El juego multicolor entre rojos, amarillos y ocres, simulando que en verdad se transita sobre un bosque de cobre, ofrece una imagen de cuento de hadas, de paraíso literario de la infancia que nos hace rejuvenecer física y espiritualmente.

La ruta de los castaños (Pujerra – Igualeja), dentro del bosque de cobre

De entre todos los caminos posibles para perderse entre este bosque de castaños, el más popular es el que parte desde el mismo casco urbano de Pujerra. La vía que une este pueblo con Igualeja atraviesa el mismo corazón de El Bosque de Cobre.

 

Cómo llegar (Pujerra)

Para llegar a esta localidad se tiene que tomar la carretera Ronda – San Pedro Alcántara (dos localidades que merecen ser visitadas). A partir de esta vía cualquiera de las tres posibles carreteras conducirá hasta Pujerra, un trayecto que se lleva a cabo conduciendo a través de sinuosas curvas, por lo que hay que extremar la precaución.

Empezamos la ruta

Una vez en esta ruta de castaños del valle del genal atravesaremos carriles forestales y senderos que cruzan el castañar del Alto Genal.

El senderismo bosque del cobre cobra aquí su máximo exponente natural y belleza particular, donde nos veremos sumergidos en un mural, una pintura en la que seremos los protagonistas junto al paisaje que nos rodea.
En su mayor parte discurre por un amplio castañar, en el que se puede aprovechar para recoger algunas de las muchas castañas que encontraremos en el suelo.

El primer lugar importante, y al que debemos ofrecer nuestros respetos, es un impresionante castaño, conocido como el Abuelo, uno de los más longevos de los que encontraremos en toda la ruta.

La zona más alta

En el puerto del Madroño se podrá disfrutar de una maravillosa vista general de todo este parque natural. Se trata de una de las cotas más altas, por encima de los mil metros sobre el nivel del mar. En los días claros se hace visible el mar de la Costa del Sol.

Continuaremos por un sendero fácil de caminar con un nivel de dificultad media, un tipo de ruta lineal, de 11 kilómetros solo en ida. La duración de todo su recorrido se estima en unas 4 horas y media, lo que lo hace ideal para buscar un lugar debajo de un castaño y reponer fuerzas con unas viandas preparadas para la ocasión.

También algo de agua

Tendremos la oportunidad de disfrutar de pinares y encinares y de los ríos Guadalmina y Guadalmansa.

El puerto de Juan Agustín se localiza la mitad del camino de la que está considerada como la más atractiva de las rutas por el valle del genal, a partir del cual el camino comienza a descender.

Después de una última elevación, en ese camino de bajada, aparece el cerro de Cascajeres, donde podremos extasiarnos con los contrastes que ofrece el colorido de los castaños, sus hojas secas y el gris de la peridotita y la roca caliza.

Igualeja

Una vez en el casco urbano de Igualeja y visitar el pintoresco barrio del Albaicín, podremos llegar al nacimiento del Genal. En este Monumento Natural de Andalucía y Rincón Singular de Málaga comienzan otras rutas castaños valle del genal, como la popular Sendero de las Caleras, una ruta circular de unos tres kilómetros escasos.

Lugares que no hay que perderse en el Valle del Genal

Además de todo lo que encierra el valle del genal y sus rutas en el bosque de cobre, hay otros lugares que merecen ser visitados y disfrutados en esta zona de la provincia de Málaga.

Es cierto que la mejor manera de disfrutar de estos entornos es a pie, de este modo podremos recoger castañas, setas, llegar hasta arroyos y contemplar fabulosas vistas. Sin embargo, los pueblos que componen este crisol visual también merecen una visita, y hasta ellos es mejor llegar en coche.

Los Pueblos en el valle del genal

Pueblos como el mencionado Igualeja (nacimiento del río Genal), pero también Parauta y Carjima, bien merecen un tranquilo paseo por sus calladas y bonitas callejuelas. Concretamente, Igualeja contiene el barrio del Albaicín, ya mencionado en este artículo, pero en el que debemos insistir por la belleza de sus calles encaladas, angostas y empinadas, donde se intuye un pasado andalusí muy característico.

Genalguacil y Jubrique también guardan tesoros que hay que descubrir, sobre todo si se va con niños. No hay que perderse la ruta que acompaña buena parte del río Genal y pasar por sus pasarelas metálicas sobre el agua cristalina.
Concretamente, Genalguacil es considerado un Pueblo Museo, ya que en sus calles existe un numeroso conjunto de obras de arte repartidas, que si se visita con niños resultará una fabulosa experiencia jugando a descubrir estos trabajos artísticos.

En Pujerra se localiza el mirador natural de los castaños. Justo antes de llegar a este pueblo es posible disfrutar de una de las mejores vistas de los castañares, una oportunidad que hay que aprovechar, pues no hay muchas posibilidades de parar en esta carretera.

Curiosidades del valle del Genal

Otros lugares de interés son el museo de la castaña y el busto del rey visigodo Wamba, también en Pujerra. El pueblo azul de Júzcar hará las delicias de los más pequeños, ya que su casco urbano está considerado como un parque temático, pues fue aquí donde se rodó parte de la película Los Pitufos, quedando bastantes referencias a estos simpáticos seres.

Cabe señalar los espectaculares riscos ubicados entre Cartajima y Júzcar. Un espacio geológico que sigue en importancia al mismísimo Torcal de Antequera, que, junto a Las chorreras de Balastar, dos cascadas situadas en el término de Faraján, son un buen ejemplo de naturaleza salvaje, aún sin domesticar por el hombre.

Por último, la iglesia de San Antonio de Padua, conocida como La Catedral de la Serranía en Alpandeire, el castillo de Benadalid, en el municipio del mismo nombre, el Museo Etnográfico de Benalauría y los pasajes y chimeneas de Jubrique completarán este recorrido por todo el valle del Genal y el bosque de cobre.
 

Por último, para que este post sea aún más visual dejamos un video de la propia Diputación de Málaga. De este modo, el lector se hará una idea más precisa de lo que le espera en este maravilloso y particular entorno ecológico.

Quieres seguir disfrutando de videos como este de la naturaleza, haz clic aquí y continúa disfrutando de nuestra selección de clips de video de las imágenes más espectaculares y las situaciones más curiosas en estado natural.

 

Fuentes; diario sur, El País, Ocioonblog, diputación de Málaga, fototur

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba