Cuánto contamina un crucero

Es necesario saber cuánto contamina un crucero para actuar en consecuencia y dejar de desear este tipo de turismo. No en vano se trata de uno de los grandes enemigos de los océanos , un mal que no ha hecho más que aumentar desde el año 1980. Un año en el que el sector turístico de los cruceros comenzó a experimentar un gran crecimiento, debido, en buena medida, a la enorme cantidad de opciones disponibles y a la reducción de los precios para disfrutarlo. El número de personas que actualmente quieren pasar sus días de asueto a bordo de estos enormes barcos se ha incrementado de una manera considerable.

Ni que decir tiene que, a nivel mundial, esta industria mueve miles de millones de euros. Por este aumento se hace necesario saber cuanto contamina un crucero de lujo, uno de estos super barcos capaces de portar la cantidad de poblaciones enteras

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, detrás de estas extraordinarias vacaciones en mar abierto. Se producen unas consecuencias muy negativas para el medio ambiente y para la salud de las personas. La contaminación que generan los cruceros es impresionante.

Cuanto contamina un crucero y qué tipo de contaminación de cruceros llega directamente al mar

Aparte de los gases efecto invernadero que vierten a la atmósfera, estos barcos producen grandes cantidades de basura. Durante su trayecto no dejan de volcar aguas fecales y aguas de sentina (residuos líquidos que proceden del agua del mar), una mezcla de aceites, combustible y aguas de la limpieza que, constantemente y sin tratar, van al océano o al mar por donde transiten.

Todos estos residuos producen una mezcla enormemente perjudicial. El más dañino para el entorno es el producto derivado de operaciones propias de la navegación, reparación o mantenimiento de los barcos, estando clasificado como residuo peligroso según la Clasificación Estadística de Residuos (CER).

Según Wikipedia: El Convenio Internacional para Prevenir la Contaminación por los Buques (MARPOL 73/78, abreviación de «polución marina») es un convenio o conjunto de normativas internacionales que tienen el objetivo de prevenir la contaminación por los buques. Pues bien, esta legislación que se le aplica a los cruceros es muy laxa, es decir, el tratamiento de las aguas de sentina queda resumido a que estas sustancias muy peligrosas no se pueden descargar a menos de 12 millas de la costa más próxima y en aguas con una profundidad menor de 25 metros.

¿Cuánto contamina un crucero, exáctamente?

No es fácil saber exactamente cuánto contamina un barco de estas características, depende de muchos elementos, como el tamaño, la distancia del trayecto, el tipo de carburante que usa...

Lo que sí se sabe es el tipo de residuos que generan este tipo de barcos.

Para empezar, están las aguas residuales, que provienen de las lavadoras, lavabos, piscinas, duchas, etc. Este tipo de aguas contiene grandes cantidades de fosfatos, detergentes, cloro, entre otros tipos de sustancias perjudiciales para los entornos marinos.

A continuación, las aguas fecales procedentes de los retretes, así como las aguas de lastres (utilizadas en la navegación marítima para generar estabilidad al buque) y, por último, las anteriormente explicadas aguas de sentina.

Quizás se podría responder a una pregunta concreta como, por ejemplo, ¿cuánto contamina un crucero con una capacidad de entre unos 2000 y 3000 pasajeros al día?

Pues bien, puede producir unas 1000 toneladas de residuos al día, distribuidos de la siguiente manera:

1.Aguas grises -> Aguas de duchas, lavadoras, piscinas, etc. -> Entre 550.000-800.000 litros.

2. Aguas negras -> La de las letrinas -> Entre 100.000-115.000 litros.

3. Aguas de sentinas -> Reparación o mantenimiento -> Entre 13.500-26.000 litros.

4. Aguas de lastres -> Dan estabilidad al barco -> Unos 70.000 litros.

Si eres de los que realmente se preocupan por la naturaleza, seguro que compras con conciencia.
En el consumo responsable comienza el activismo y la lucha por un planeta más verde 
Visita nuestra tienda eco y compra con inteligencia ecológica

Los residuos peligrosos y los gases emitidos

Aparte, también se producen residuos muy tóxicos que proceden de las tintorerías, productos farmacéuticos y de otros servicios que ofrecen estas “ciudades flotantes”. Se estima que al día generan entre 60-130 kilos de residuos muy nocivos para la salud de los seres vivos.

Y, por supuesto, las basuras y residuos sólidos, ocasionados de la comida y del consumo de productos de todo tipo, creando entre 7.000-10.500 kilos al día.

El combustible utilizado en estos cruceros es el fueloil pesado, “heavy fuel-oil” (HFO), un carburante mucho más contaminante, unas 50 veces más nocivo que el que se usa habitualmente y mucho más barato que el que necesitan los turismos. Se estima que el consumo de carburante de uno de estos barcos es el equivalente a 12.000 vehículos.

Buena parte de la contaminación de cruceros proviene de los humos que proceden de la combustión del carburante en los motores de los cruceros contienen NOx (óxidos nitrosos), SO2 (dióxido de azufre), CO (monóxido de carbono), CO2 (dióxido de carbono), hidrocarburos aromáticos policíclicos (PAH’s) y partículas en suspensión.

Aparte de utilizar este carburante para mover el crucero, sirve para que funcionen todos los sistemas eléctricos del mismo, tales como luces, aire acondicionado, calefacción, tiendas, etc.

La polución generada por los cruceros y que llega a la atmósfera también se produce por el tratamiento de las basuras. Una parte de éstas, se incineran en el barco, produciendo también sustancias tóxicas que se vierten al exterior.

Devastación del entorno natural

Muchos ecosistemas oceánicos, como los arrecifes de coral, se han visto amenazados por la presencia de estas grandes embarcaciones cuando están cerca de ellos. Por ejemplo, un crucero que ha echado su ancla en el fondo de un arrecife de coral podría llegar a destruir cerca de unos 200 metros cuadrados de este fondo marino.

Por otro lado, el uso masivo de materias primas que se necesita para la fabricación de estos buques también es un elemento clave para la destrucción de los entornos naturales. Del mismo modo que las ya mencionadas emisiones de gases, contaminando la calidad del aire y del mar y los también nombrados vertidos de todo tipo de aguas sin tratamiento alguno.

Otro elemento más es la contaminación acústica que genera el crucero, que va desde los motores, hélices, música ambiental, etc.

También hay que destacar el daño al suelo marino en las costas. Para que estos “megabarcos” tengan cabida en los puertos, hay que dragar los fondos marinos. Esto provoca cambios radicales en la biota de estas zonas.

¿Qué es mayor la contaminación de cruceros o la de los vehículos?

Según el famoso informe realizado por European Federation for Transport and Environment,T&E (Federación Europea de Transporte y Medio Ambiente), un crucero de recreo contamina, aproximadamente, como unos 100 millones de coches.

Este estudio revela claramente que se tienen que controlar las emisiones que desprenden hacia el medio ambiente este tipo de embarcaciones. Uno de los cambios más urgentes es el uso de carburantes de mala calidad, baratos y muy contaminantes.

Según la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA), un coche no debe superar de media los 104 g/km de CO2 por persona. En los cruceros de lujo, la huella del carbono está en los 10700 gramos de CO2/hora por pasajero.

 

¿Qué contamina más un crucero o un avión?

Aunque en la medida de lo posible también se debe evitar el uso del avión, los 285 gramos de CO2 por kilómetro y pasajero que emite frente a los datos que generan los grandes barcos, deja claro que también contaminan más que estos últimos.

¿Qué contamina más: un crucero o un tren?

El tren tiene unas emisiones de 14 gramos de CO2 por persona y kilómetro, aproximadamente, por lo tanto, la contaminación por cruceros es claramente superior. De hecho, el transporte en tren es uno de los menos contaminantes en la actualidad, uno de los más recomendados por la comunidad ecologista.

En conclusión, el medio de transporte más nocivo para el medio ambiente son los cruceros

Un video aclaratorio para finalizar
Si eres de los que realmente se preocupan por la naturaleza, seguro que compras con conciencia.
En el consumo responsable comienza el activismo y la lucha por un planeta más verde 
Visita nuestra tienda eco y compra con inteligencia ecológica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba