Cambios que podemos hacer en nuestro día a día para el cuidado del medio ambiente

No hay duda de que hay que actuar y articular acciones eficaces para el cuidado del medio ambiente. Nos hemos dado cuenta tarde de cómo nuestras acciones tienen un impacto directo en la salud del planeta. Aunque dicen que nunca es tarde si la dicha es buena. Miles de empresas y millones de personas en todo el mundo están poniendo en práctica algunos preceptos básicos con el fin de mejorar, o al menos evitar hacer más daño al planeta. Por ejemplo, vemos quienes van al supermercado con bolsas ecológicas de tela o de rafia, incluso supermercados y tiendas que la venden para que los clientes eviten el uso del plástico. No hay duda de que esto es un gran paso, pero hay mucho más que podemos hacer para reparar el daño provocado a nuestro hogar llamado Tierra.

Nuevos hábitos para el cuidado del medio ambiente

Algunos de estos cambios que te proponemos son pequeños gestos a los que es posible que no hayas prestado atención. Tranquilo, ¡aún estamos a tiempo! Lo que sí es importante es que, si hay más miembros en la familia, mantengáis una conversación para hablar de estas nuevas normas y por qué es importante que todos las cumplan. Si hay niños pequeños, se lo podéis proponer como un juego en el que luego recibirán pequeños premios por un trabajo bien hecho. Estas son algunas de las reglas que te recomendamos.

Reciclar

Somos conscientes de que las casas no son grandes, por norma general, y las cocinas aún menos. Tener cubos para reciclar puede presentarse como un desafío, pero aún sin espacio es posible. Hay quienes optan por tener un pequeño recipiente colgado en una puerta para la basura orgánica, el cubo para plásticos y una bolsa para cartones tras la puerta. Seguro que si lo piensas un poco, hay alguna manera en la que puedes tener tres lugares distintos para reciclar. 

Reduce el consumo de agua

Nos lavamos los dientes y dejamos el grifo abierto. No estamos enjabonando y dejamos el grifo abierto. Lavamos los platos y dejamos el agua correr mientras añadimos más jabón al estropajo. ¿Te suena alguna de estas situaciones? Todos lo hemos hecho en un momento u otro. 

Para mejorar esta situación, debemos ser conscientes de cerrar el agua siempre que podamos, porque si todos los hacemos, el ahorro a fin de año será de millones de litros. 

Compra papel reciclado

ya sea el higiénico, para imprimir o libretas para el cole o apuntes, intenta que todo sea reciclado. Estos productos cada vez son más asequibles y económicos, y propician el reciclado evitando la tala de árboles y la contaminación de las fábricas que hacen el papel o el cartón. 

Evita el uso del coche siempre que puedas

Nos acostumbramos a ir en coche a todos sitios, y no solo no es bueno para el medio ambiente, sino tampoco para nuestra salud. Piensa en cuánto ejercicio haces al día, y proponte hacerlo yendo y viniendo del trabajo caminando, por ejemplo. Ayudarás al planeta y te sentirás mejor, ¿Qué más se puede pedir?

Aprovecha la luz natural

Aprovecha la luz natural que entra en tu vivienda siempre que puedas y recuerda apagar las luces cuando ya no se usen. Sube las persianas, corre las cortinas y deja que entre el sol de fuera. 

Modera el uso del aire y de la calefacción

Sabemos que no podemos prescindir ni de una ni de otro, pero es posible usarlo menos si, por ejemplo, cambiamos las cortinas por unas térmicas en verano para evitar que entre calor o pintamos con pintura térmica las paredes que mantienen el frío del exterior a raya. 

Usa el transporte público

En vez del coche o la moto, utiliza el transporte público, gran parte del cual es eléctrico y no produce emisiones contaminantes. Y para ser sinceros, al precio que está la gasolina, ¡hasta saldrás ganando!

 

Evita el consumo masivo

Vivimos en un mundo materialista que nos hacen creer, a través de la publicidad, que necesitamos todo lo que nos venden. Evita comprar todo lo que ves y compra solo lo que necesites. Siempre que puedas hacerte con productos de segunda mano, hazlo y fomentarás el cuidado del medio ambiente.

Como ves, hay muchas cosas que podemos hacer para poner nuestro granito de arena para cuidar nuestro planeta. ¿Has tomado buena nota de todas para empezar desde hoy?

Si eres de los que realmente se preocupan por la naturaleza, seguro que compras con conciencia.
En el consumo responsable comienza el activismo y la lucha por un planeta más verde 
Visita nuestra tienda eco y compra con inteligencia ecológica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba