¿Qué es y qué tipo de simbiosis existen?

Conocer los diferentes tipos de simbiosis, así como qué significa este fenómeno tan interesante en el mundo natural, supone entender el concepto básico de que la colaboración es más productiva que la competición. Este proceso, como cabe suponer, se da cuando dos especies diferentes interactúan entre sí de manera provechosa para ambas.

A menudo, las relaciones simbióticas son mutualistas, lo que significa que ambos géneros se lucran de este vínculo. Sin embargo, también están las llamadas parásitas, en las que una de ellas se beneficia a expensas de la otra. A lo largo de la historia de la vida en la Tierra, ha habido muchos ejemplos de este fenómeno, desde las hormigas junto con las plantas de acacia, hasta los peces payaso con las anémonas, siendo este uno de los más admirados por la comunidad científica.

Simbiosis es un término que proviene del griego y significa “medios de subsistencia” y hace referencia a las asociaciones que establecen los individuos de un ecosistema para compartir o competir por recursos de la naturaleza. Es indispensable para la supervivencia de los seres vivos, ya que fomentan la evolución de los mismos.

Mutualismo, parasitismo y comensalismo: los diferentes tipos de simbiosis que se dan en la materia viva

La convivencia entre organismos es imprescindible para su supervivencia. Se observan diferentes tipos de simbiosis que a continuación se describen.

1.      Mutualismo

El mutualismo es un tipo de unión en la cual ambas categorías involucradas se aprovechan de la misma. Es cercana y persistente entre organismos de familias diferentes, en la que cada una proporciona algo valioso para la otra. El ejemplo más conocido es el de las abejas y las flores. En este caso, las primeras recogen néctar de las plantas y, a cambio, éstas obtienen la polinización necesaria para reproducirse.

Como se aprecia, ambas se ven aventajadas, tanto la planta al obtener la polinización para reproducirse, como la abeja al conseguir el néctar para alimentarse y sobrevivir.

2.     Parasitismo

El parasitismo se define como una interacción en la cual un organismo, llamado parásito, vive sobre o dentro del otro ser vivo, llamado huésped. En la mayoría de estos casos se causa cierto grado de daño, pero aumenta su propia aptitud al obtener alimento y refugio. Es una relación desequilibrada donde solo el parásito obtiene beneficio.

Un ejemplo común es el de las garrapatas y los animales, en donde estos molestos y peligrosos ácaros se adhieren al cuerpo del huésped y se alimentan de su sangre. Se trata de una situación bastante perjudicial para el huésped, ya que puede transmitir enfermedades incluso llegar a producirle la muerte. Otro caso es el de los gusanos parásitos que habitan en el intestino de los animales, como por ejemplo las tenias en humanos. En esta otra situación se nutren de los nutrientes de su víctima, causando daño en su tracto gastrointestinal.

Es importante mencionar que algunos parásitos son específicos de una sola especie y otros pueden parasitar a varias.

3.      Comensalismo

En el comensalismo, un ser vivo es el que saca utilidad de la relación, mientras que la otra no se ve afectada, ni positiva ni negativamente. Por ejemplo, las gaviotas a menudo se posan en la espalda de los delfines mientras nadan, y se aprovechan de los pequeños peces que escapan. Los delfines no se aprovechan ni se ven perjudicados por la presencia de estas aves.

En este tipo de cooperación se distinguen las siguientes variantes.

Si eres de los que realmente se preocupan por la naturaleza, seguro que compras con conciencia.
En el consumo responsable comienza el activismo y la lucha por un planeta más verde 
Visita nuestra tienda eco y compra con inteligencia ecológica

Inquinilismo

Un ser vive como comensal en la madriguera o refugio de otro. Se puede decir que se alimenta del sobrante de la otra especie, incluso la usa como medio de transporte.

Un ejemplo claro se aprecia en el pájaro carpintero y el tronco de los árboles. Éste hace sus nidos en el interior de los troncos de los árboles, después de haber hecho el agujero. Le hace daño a la planta, pero esta puede seguir adelante sin demasiado problema. Y eso por no mencionar la cantidad de pájaros que hacen sus nidos entre las ramas de las plantas leñosas, sobre todo si tienen una gran altura. Algunas setas también usan los troncos de los árboles para crecer y sobrevivir, como es el caso de la oreja de judas, comestible, pero de aspecto bastante extraño.

Metabiosis

Una especie se aprovecha de los restos físicos de otra (incluidos también sus excrementos). El ejemplo más visual serían los cangrejos ermitaños que utilizan para protegerse la concha de un caracol.

 

La foresis

Este término griego significa “transporte”, por lo que es de fácil deducir de lo que trata este tipo de comensalismo. Un ser vivo se adhiere o se sujeta al cuerpo de otro sin más interés que el de transportarse. En esta asociación, una parte sale ventajosa y la otra ni es beneficiada ni perjudicada. Un ejemplo puede ser el escarabajo pseudoescorpión que está dotado de unas poderosas pinzas, similares a las del escorpión, con las que se agarra a otros seres vivos para poder transportarse largas distancias.

Si eres de los que realmente se preocupan por la naturaleza, seguro que compras con conciencia.
En el consumo responsable comienza el activismo y la lucha por un planeta más verde 
Visita nuestra tienda eco y compra con inteligencia ecológica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Ir arriba